ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Aston Martin Racing deberá apurar su programa Valkyrie LMH

El pasado fin de semana, con motivo de las 6 Horas de Imola, el WEC informó que se avecina la votación para obligar a cada fabricante a inscribir como mínimo dos prototipos de clase principal para permanecer en el campeonato y por supuesto participar en las próximas ediciones de las 24 Horas de Le Mans. Este aviso, indirectamente, está dirigido a Cadillac, Lamborghini, Isotta Fraschini y Aston Martin Racing, los tres primeros tienen parte del camino adelantado, pero el último de los mencionados tiene un problema entre manos porque deberá fabricar tres prototipos Hypercar, y equipos que los gestionen, si es que aspira competir tanto en el WEC como en la IMSA a partir de 2025.

El plan original de Aston Martin Racing era llegar a la clase Hypercar el año que viene con una versión especial del Valkyrie, operado por The Heart of Racing, pero más allá ciertos informes señalaban que una hipotética segunda unidad del coche sería destinada a la IMSA, objetivo que se complicaría porque si el WEC aprueba la nueva normativa, ese otro Valkyrie LMH tendría que asignarse al WEC y Heart of Racing multiplicar sus esfuerzos, algo que todavía no está planteado en la directiva del equipo con sede en Seattle.

El panorama de Aston Martin es el más complicado, Cadillac tiene tres prototipos en pista y si bien Chip Ganassi Racing confirmó que no seguirán juntos, equipos como Jota Sport están interesados en asumir el programa Cadillac Racing en el WEC, es decir tener dos V-Series.R, lo que dejaría el restante en las instalaciones de Action Express en la IMSA. Por su parte, desde Isotta Fraschini han comunicado que tienen un Tipo 6-C disponible para un equipo privado que quiera asociarse al programa, en este caso aprovecharían la experiencia de Duqueine, aunque en este caso el fabricante dependerá de la decisión del WEC para estar en la parrilla de 2025 debido al bajo rendimiento que ha mostrado su prototipo en lo que va de temporada.

En lo que respecta a Lamborghini, desde el fabricante comunicaron que estarían listos a tiempo si la normativa de los dos Hypercar es aprobada, actualmente disponen de dos SC63 en pista y la estructura asociada, Iron Lynx, tiene la capacidad de afrontar en paralelo los programas del WEC y de la IMSA. Para Lamborghini es prioritario mantener presencia en los Estados Unidos y por tal razón están centrados en el 2025, aunque todavía estén a la espera del sucesor de Giorgio Sanna en el departamento Squadra Corse.

Según la publicación RACER, desde Aston Martin Racing estarían dispuestos a cumplir con la nueva normativa de los dos prototipos en el WEC si consiguen otro equipo para que atienda ese segundo coche, porque The Heart of Racing no tiene planes de abandonar la IMSA, que es su prioridad. La intención del WEC es conformar una parrilla de al menos 40 coches, actualmente compiten 19 en la clase Hypercar y 18 en la LMGT3, lo que está generando dudas en los equipos porque el WEC se está enfocando en los fabricantes y no en los clientes, además, tal número de inscritos representará un problema de logística porque varios circuitos del calendario no tienen la capacidad en su zona de boxes para albergar tantos coches.

Vía RACER

Cargando...