Audi se destaca al frente del DTM en Moscú

 |  @eloy_eg  | 

Ya van varias temporadas en las que parece mediada la campaña del DTM que este año sí es imposible que se le escape el título de pilotos a Audi. Y la sensación en 2017 vuelve a ser similar. De Moscú Audi sale con un sólido liderato por marcas, dos equipos al frente de esa clasificación y tres pilotos entre los cuatro primeros. ¿Qué puede salir mal? Pues quizá el no tener un líder claro y definido. Ya veremos... En la visita a Rusia las victorias fueron para René Rast, que se mete de lleno en la pelea por el título, y un sorprendente Maro Engel.

En la primera sesión de clasificación del fin de semana fue Marco Wittmann quien encabezó la tabla de tiempos, pero una sanción de cinco puestos que arrastraba de Norisring hizo que la pole cayera en manos de René Rast, con dos Audi en primera fila (él y Rockenfeller, que decidió competir lesionado pese a que Audi tenía a Nyck de Vries listo como sustituto) y dos BMW (Farfus y Glock) en la segunda. El mejor Mercedes tan sólo pudo clasificarse noveno (Gary Paffett).

Desde el quinto puesto realizó una buena salida Mattias Ekström, pero desde muy pronto el sueco se convirtió en la víctima perfecta de cuantos toques se produjeron en la primera carrera, empezando por uno con Timo Glock que lo mandó al medio del pelotón. La carrera fue plácida para René Rast, que vio cómo Mike Rockenfeller taponaba a Augusto Farfus, quien terminó pinchando como consecuencia de un toque.

Aunque Rast y Rockenfeller aguantaron en las dos primeras posiciones, la prohibición de los calentadores de neumáticos fue una bendición para las carreras en Moscow Raceway este fin de semana, permitiendo una gran cantidad de adelantamientos y lucha en pista en un trazado poco dado a carreras movidas. Y como explicamos con anterioridad, uno de los perjudicados por tal ajetreo terminó siendo Ekström: cuando el sueco recuperaba posiciones terminó topándose con Lucas Auer y perdiendo de nuevo puestos mediada la carrera. Al final fue octavo. El tercer escalón del podio fue para Marco Wittmann, que logró arrebatárselo a Robert Wickens en los últimos compases, quedando tras ellos Timo Glock, Lucas Auer y Gary Paffett. La zona de puntos se cerró con Jamie Green y Maro Engel.

El domingo la pole originalmente fue para Tom Blomqvist, pero el británico fue excluido por no quedarse sin combustible suficiente para la muestra obligatoria, heredándola así su compañero de marca Bruno Spengler. Poco importó en realidad, pues la segunda carrera en Moscú quedó definida por qué pilotos decidieron entrar a realizar la parada obligatoria nada más empezar y se pudieron beneficiar así del Safety Car provocado por un incendio en el eje delantero del BMW de Maxime Martin: Blomqvist, con poco que perder al salir desde el fondo, Duval, Wittmann y Engel.

Sólo la decisión de Audi de sacrificar a Nico Müller (se mantuvo en pista por delante de ellos sin parar hasta los últimos minutos) evitó que estos tuvieran asegurados los cuatro primeros puestos y permitió que el resto, encabezados por Mattias Ekström, enganchara con el grupo cabecero tras sus paradas. Maro Engel dio la sorpresa al adelantar en pista a Marco Wittmann y hacerse con el liderato virtual y la posterior victoria, pues aunque el resto de compañero de estrategia fueron cayendo poco a poco en la clasificación, Mattias Ekström accedió al segundo puesto demasiado tarde como para plantarle cara. Tercero fue Bruno Spengler, seguido de Rast, Green, Wittmann, Blomqvist, Auer, Wickens y Mortara. Rockenfeller, originalmente séptimo, se quedó fuera de los puntos por una sanción por usar el DRS más veces de lo permitido.

El segundo puesto de Ekström permite al sueco ser líder del campeonato por apenas un punto de ventaja sobre René Rast, mientras que Lucas Auer salvó un fin de semana más complicado para Mercedes y aguanta a 14 puntos de Ekström. La próxima cita del DTM 2017 tendrá lugar en Zandvoort a mediados de agosto.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: René Rast y Audi se colocan al frente del DTM tras Hungaroring