CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

6 MIN

Bentley gana las 12 horas de Bathurst y termina con su sequía en las grandes carreras

Víctor Forner | 2 Feb 2020
bentley-bathurst-2020
bentley-bathurst-2020

En su sexta participación en las 12 horas de Bathurst, Bentley ha conseguido su primera victoria con el Continental GT3 en una de las grandes carreras de resistencia. Habiendo conseguido triunfos en los 1000 kilómetros de Paul Ricard y en otras rondas de las Blancpain GT Series, las carreras de larga duración siempre se le habían resistido a la marca británica. Pese a haber estado muy cerca en varias ocasiones en las 24 horas de Spa y en la propia carrera de Mount Panorama, la ansiada victoria ha tenido que esperar al cambio de década. Con una ejecución perfecta y una gestión de los problemas impecable, el equipo M-Sport no ha tenido rival y se ha impuesto por un margen de más de 40 segundos.

Consiguiendo un nuevo récord de distancia con 314 vueltas completadas, Jordan Pepper, Maxime Soulet y Jules Gounon cruzaron la meta en primera posición, con este último entrando en un selecto club junto a Bernd Schneider como los únicos ganadores de las 24 horas de Spa y las 12 horas de Bathurst. Tras una primera mitad de carrera frenética con gran cantidad de cambios de posición e incidentes, el Bentley #7 se colocó en primera posición y comenzó a impartir un fuerte ritmo que dejó únicamente a ocho coches en la vuelta del líder. La estrategia también fue un factor determinante, con el que M-Sport quiso jugar, doblando stint de neumáticos en el tramo final.

Un inesperado pinchazo a falta de una hora para el final les obligó a montar un nuevo juego y perder parte de su ventaja. Pero Jules Gounon mantuvo la cabeza fría y continuó en el liderato con el Bentley. En los últimos compases de la carrera, comenzó a caer una ligera lluvia en Bathurst, que complicó las condiciones de la pista e hizo que los pilotos tuvieran que ir con precaución. Finalmente, el Continental GT3 #7 se alzó con la victoria con una ejecución magistral, después de salir desde la undécima posición.

McLaren y Mercedes no pudieron hacerle frente a Bentley

La segunda posición fue para el McLaren del equipo 59Racing, firmando así un fantástico debut del 720s GT3 en las competiciones del SRO. Ben Barnicoat lideró los primeros compases de carrera después de un movimiento magistral llegando al Chase sobre Maxi Buhk. Sus opciones se truncaron a mitad de carrera cuando luchaban con el Bentley en el ecuador de la carrera tras superar la velocidad máxima permitida en boxes. En los minutos finales rodaban en segunda posición, con Raffaele Marciello justo detrás. El italiano superó al #60 pilotado por Tom Blomqvist, pero una sanción posterior por infringir las normas durante la parada les relegó hasta la sexta posición.

Los Mercedes #999 y #77 sufrieron sendos pinchazos en los compases finales, al igual que sucedió con el Bentley #7, cuando todos ellos intentaban alargar al máximo la duración de los neumáticos para minimizar el tiempo en boxes. Finalmente, fue el Mercedes del equipo Triple Eight quien salvó los honores de la marca de la estrella, manteniéndose siempre en las posiciones de cabeza y aprovechando la sanción del #999 para conseguir subirse al tercer cajón del podio. Shane Van Gisbergen mantuvo en los compases finales al héroe de la pasada edición, Matt Campbell, que recuperó una vuelta perdida y cruzó en cuarta posición con el Porsche #911.

En la categoría Silver, la victoria fue para el segundo de los McLaren 720s GT3 que estaban presentes en esta edición, también entrado por el equipo 59Racing. Martin Kodric realizó un gran final de carrera y se llevó los honores en la categoría, además de la octava posición absoluta junto a Dominic Storey, Fraser Ross. Por otra parte, la victoria en la categoría Pro-Am fue para  el equipo Grove Racing, con Stephen y Brenton Grove, padre e hijo y Ben Barker. En su debut en Bathurst con el GT3, el equipo australiano ya ha mencionado que están planeando disputar más rondas esta temporada, después también del éxito conseguido el año pasado en los Motorsport Games.

Una carrera para el olvido para Audi y Aston Martin

Los primeros compases de la carrera fueron muy accidentados. En la vuelta 38, Côme Ledogar perdió el control del Aston Martin #188 en la bajada e impactó violentamente contra las protecciones. Tras este incidente, el Lamborghini #6 también golpeaba los muros, afectando al transcurso de la prueba y provocando cambios de estrategia en los equipos. McLaren aprovechó para realizar paradas con la carrera neutralizada, lo que les relegó a las posiciones intermedias. Aston Martin ya se había visto afectada en clasificación después de que el #62 sufriera un fuerte accidente y no pudiera tomar parte en la carrera y que el #76 de Scott Dixon perdiera también muchas posiciones en el inicio por problemas electricos.

El mayor drama vino para el equipo Audi Valvoline, que en esta ocasión llegaba con tres coches oficiales dispuestos a pelear por la victoria. Garth Tander perdió el control del #22 en McPhillamy cuando intentaba dejarle espacio al #2. El australiano impactó violentamente contra las protecciones, destrozando su R8 y quedando fuera de carrera. El #2 tuvo posteriormente problemas en la transmisión y el #222 sufrió dos pinchazos, todo esto en un periodo de dos horas, llegando al ecuador de la prueba sin opciones de triunfo para la marca de los cuatro aros. Honda también tuvo problemas de fiabilidad desde el inicio, donde Dane Cameron destacó con el NSX consiguiendo la vuelta rápida en las primeras vueltas.

Porsche también tuvo una carrera complicada después del triunfo logrado en la pasada edición. Problemas en los frenos del #1 del equipo Earl Bamber Motorsport les dejaban con una vuelta perdida que no pudieron recuperar. El #911 perdió la primera posición en la salida y cayó hasta la cuarta plaza en manos de Patrick Pilet. Un pinchazo posterior también les hizo perder una vuelta, situación que se agravó cuando recibieron 15 segundos de penalización por una infracción en boxes. Una edición para la marca de Stuttgart donde Bentley ha conseguido su primer gran triunfo con el Continental GT3, en el inicio de la temporada 2020 de la Intercontinental GT Challenge.

RESULTADOS FINALES