ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

6 MIN

Carlos Sainz gana en su regreso a la Fórmula 1 en Australia y lidera el doblete de una prometedora Ferrari

Carrera de altibajos en Albert Park, centro de emociones al principio y al final de un Gran Premio para el recuerdo de Carlos Sainz. El piloto de Ferrari volvió después de no correr en Arabia Saudí por una apendicitis y se apuntó la primera fila y la victoria en las calles de Melbourne, su tercera en Fórmula 1 y tercera con Ferrari. Charles Leclerc añadió al primer doblete de la Scuderia desde Baréin 2022 y Lando Norris les acompañó en el podio con un McLaren efectivo.

Todos los pilotos empezaron con neumáticos medios excepto Fernando Alonso y Nico Hülkenberg con duros y Lewis Hamilton, Daniel Ricciardo y Guanyu Zhou (desde el pit lane) con blandos. Las seis primeras posiciones se mantuvieron en los primeros metros y Max Verstappen cubrió velozmente a Sainz. George Russell pasó a Sergio Pérez por el interior de la curva 4 y el mexicano atacó de inmediato con un Red Bull más batible que de costumbre. Sainz demostró su capacidad y adelantó a Verstappen con DRS en la curvada recta trasera.

La superioridad del Ferrari se explicó en parte cuando Verstappen empezó a soltar demasiado humo y los frenos traseros del Red Bull se quemaron. El neerlandés llegó a boxes y sufrió su primer abandono en dos años, también acontecido por un problema mecánico en Australia en 2022. Sainz tomó un pequeño hueco de dos segundos sobre Norris, que ni se acercaba ni quedaba lejos del Ferrari pero debía contener a Charles Leclerc y a Oscar Piastri por la segunda plaza.

Hamilton y Kevin Magnussen abrieron la ventana de paradas en la vuelta 7, seguidos de cerca por Russell, Lance Stroll, Yuki Tsunoda, Alex Albon y casi todos los candidatos a puntuar, con excepción de Sainz, Norris, Pérez y Alonso. Leclerc y Piastri entraron en la 9ª y salieron en tráfico por detrás de Pierre Gasly y Hülkenberg, a quienes despacharon sin complicaciones. Sainz decidió abrir hueco con permiso del box de Ferrari y dejó a Norris a siete segundos.

Norris y Pérez cambiaron gomas en la vuelta 14 y perdieron terreno frente a Leclerc y Piastri, intercalando el de McLaren hasta cuatro coches delante del mexicano. Sainz paró en la vuelta 16 justo antes de que Hamilton reportase un fallo en el motor de su Mercedes y provocase el breve Virtual Safety Car. Alonso, Hülkenberg y Gasly realizaron su detención bajo VSC, subiendo el asturiano al quinto puesto y con la ventaja de equipar medios en lugar de los duros que montaron los demás.

Los Ferrari marcaban un doblete esperanzador para el resto del campeonato y Sainz comandaba ante el combativo Leclerc. Ambos se escaparon de Piastri y Norris, a su vez alejados de Alonso. Pérez rebasó a Russell para situarse sexto y remontar con pista libre, seguidos en el top 10 por Stroll, Tsunoda y un Albon meritorio en el fin de semana de la polémica para Williams. Los Haas se estorbaban ligeramente aunque no tenían inconveniente en intercambiar posiciones para acosar a Albon en busca de los vitales puntos en la zona baja de la parrilla.

Hülkenberg alcanzó a Albon con medios antes de que el tailandés abriese la segunda ronda de cambio de ruedas y Pérez hizo lo propio con Alonso, que le abrió la puerta ante el desgaste de sus medios. McLaren también intercambió posiciones y Norris pasó a Piastri para ser tercero e intentar recortar los tres segundos de ventaja de Leclerc sobre la dupla de Woking. Alonso se mantuvo cerca de Pérez en la lucha por el quinto lugar y alargaba la vida útil del caucho con la ventaja del VSC previo.

Leclerc se quejó de la falta de agarre de sus Pirelli y el equipo le llamó a boxes en la vuelta 35, saliendo del pit lane justo delante de Pérez y Alonso. Red Bull hizo parar al mexicano en el giro siguiente y Stroll paró en el 37º para cubrir a Tsunoda. Piastri se salió en la penúltima curva y perdió cinco segundos por la hierba, forzado a cambiar a un segundo juego de duros en la vuelta 39. Norris pasó en la 40 y salió cuatro segundos detrás de Leclerc, ya consolidado segundo.

Sainz y Alonso pararon en la vuelta 41 y salieron en los mismos sitios anteriores, el de Ferrari en cabeza y el de Aston Martin séptimo entre Pérez y Stroll. Al bicampeón y a Pérez se les coló Russell, que intentó llegar a una sola parada con los duros bajo el mayor calor del fin de semana; la apuesta no duró mucho y el inglés entró por segunda vez en el 45º giro, regresando pegado a Alonso. Haas siguió con su progreso al pasar Magnussen a Albon en dos maniobras apretadas por la 11ª plaza, mientras Hülkenberg era décimo y buscaba a Tsunoda.

Norris enlazó vueltas rápidas para ir a por Leclerc pero el monegasco resistió a los McLaren sin apenas inmutarse. Gasly añadió imperfecciones a Alpine al ser sancionado por pisar la línea de salida del pit lane, llevándose cinco segundos añadidos a su tiempo post-carrera. Sainz reportó un súbito agarre bajo de sus neumáticos y levantó la marcha en los últimos tres giros. Alonso debía ampliar el tamaño del Aston Martin para aguantar a Russell y lo logró hasta el punto que el de Mercedes se accidentó en la penúltima vuelta en persecución.

La carrera finalizó bajo VSC y Sainz venció por delante de Leclerc y Norris. Piastri, Pérez, Alonso y Stroll acabaron con cierta distancia entre ellos, Tsunoda fue octavo y sacó puntos muy importantes para RB y Hülkenberg y Magnussen hicieron lo propio para Haas. Albon rozó los puntos como el único Williams y en meta le siguieron Ricciardo, Gasly, Valtteri Bottas, Zhou y Esteban Ocon. Mercedes sumó una doble retirada para el olvido y Verstappen sigue líder a pesar de su tropiezo mecánico.

Cargando...