Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

5 MIN

Carlos Sainz hace soñar a Renault pero se conforma con un octavo puesto

El Gran Premio de Francia siempre iba a ser una carrera importante para el equipo Renault, compitiendo en casa y buscando sumar unos puntos que fortalezcan su cuarto puesto en la clasificación general de constructores. Carlos Sainzconsiguió gracias a un emocionante inicio de carrera hacer soñar a los integrantes y aficionados de Renault, llegando a rodar varias vueltas en tercera posición antes de acabar bajando el ritmo y asentarse en un sexto puesto que habría sido suyo de no ser por los problemas que le obligaron a bajar el ritmo que le forzaron a levantar el pie hasta ser octavo al pasar por debajo de la bandera de cuadros. Este resultado le mantiene en novena posición de la general, un solo punto por delante de Kevin Magnussen y cuatro por detrás de Fernando Alonso.

En la salida, Sainz se aprovechó del lío en las primeras curvas para situarse en tercera posición, mantenida durante todo el periodo de coche de seguridad y hasta la resalida. El español tenía por delante solo a Hamilton y Verstappen, mientras por detrás tenía a quince pilotos como rivales y a toda la afición francesa que deseaba ver un coche nacional en el podio. Durante algunas vueltas, parecía que el madrileño era capaz de aguantar el ritmo de los pilotos de cabeza y Ricciardo no lograba acercarse. Al final, acabó siendo superado por el australiano, siendo incapaz el español de evitar lo inevitable. Primero pasó el Red Bull y luego, el Ferrari de Kimi Räikkönen. Poco a poco, el R.S.18 iba perdiendo ritmo e iba perdiendo el contacto con el grupo de cabeza.

Llegado ese punto, Sainz empezó a ser presa de un Sebastian Vettel que le perseguía con intención de adelantarle, lo que logró antes de la llegada de la parada a boxes del madrileño. Sainz volvió a pista varias posiciones por detrás mientras los demás pilotos iban recuperando sus puestos tras cambiar neumáticos pero mientras tanto iba mostrando buena habilidad de adelantar al hacerlo con alguno de los pilotos que no había pasado por boxes, como Stoffel Vandoorne. Después de las paradas de todos los pilotos, Sainz pasó a ocupar la séptima posición que se convirtió en sexta después del segundo cambio de neumáticos deValtteri Bottas. Debería haber acabado como el mejor de los mortales, pero problemas en su motor le obligaron a ceder ante Bottas y Magnussen.

En un momento, llegó a parecer que Sainz sufriría para completar la carrera, pero el reventón de Lance Stroll trajo un Virtual Safety Car que neutralizó el final de carrera, de manera que no solo no hubo más cambios de posición en pista, sino que el ritmo reducido ayudó a que el Renault número 55 no tuviera que forzar para llegar a ver la bandera de cuadros. De esta forma, Carlos Sainz logró acabar la carrera en octava posición como el segundo clasificado entre los pilotos que no compiten para Mercedes, Red Bull y Ferrari. Además, el hecho de terminar por delante de Nico Hülkenberg a pesar de los problemas en los compases finales deja entrever que la recuperación del piloto que menos tiempo lleva en la escuadra francesa es ya una realidad, con las próximas cuatro carreras en cinco semanas.

Es una pena, era el fin de semana perfecto. Un sexto puesto después de una qualy perfecta, una salida perfecta y un ritmo muy bueno en toda la carrera, sobre todo en el segundo stint con las blandas y de repente encontrarte ese problema a cinco o seis vueltas del final, que por poco nos cuesta los puntos... es una pena, que se le va a hacer. Así son las carreras. Una pena por todo el equipo, que aquí en casa nos merecíamos ese sexto puesto y ocho puntos en el campeonato. Hemos perdido unos 260cv de potencia. Una salida un tanto caótica, siempre que venimos a un nuevo circuito faltan referencias y aquí ha sido en la curva uno en la primera vuelta. He salido muy bien, casi paso a Kimi pero luego he decidido no arriesgar, se han ido todos largos y han atajado por dentro. A Ricciardo le ha costado un poco pasarme, ha sido algo bonito de ver. Hemos tenido un buen ritmo, quizás Magnussen con las ultrablandas tenía mejor ritmo, en cambio con el neumático blando lo teníamos controlado a cuatro segundos. Con Bottas igual, no iba a pasar a Magnussen y por tanto, a mí tampoco. Me da rabia porque nos merecíamos ese sexto. Con las blandas íbamos más rápidos que Magnussen, algo que no nos esperábamos. El monoplaza en la segunda mitad de carrera iba muy bien. Una pena, no se puede decir nada más. Una pena no haber sumado más puntos hoy, habríamos dado un paso adelante muy importante, esos cuatro puntos extra a mitad de tabla se notan a final de año. Contento, ha sido un fin de semana perfecto.

Carlos Sainz Vázquez de Castro es un piloto de Fórmula 1 que ha estado ligado durante años al programa de jóvenes promesas del equipo Red Bull. Hijo del también piloto, Carlos Sainz Senior, el español figura en ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable