CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Chevrolet descarta construir un Corvette GT3 para el 2022

Humberto Gutiérrez | 19 Mar 2021
corvette_racing_imsa_gtlm_2021_n22_21
corvette_racing_imsa_gtlm_2021_n22_21

Adaptar el Corvette C8.R a la normativa GT3 luce muy complicado porque originalmente no fue diseñado para tal fin y además, de lograr la transformación, Chevrolet deberá tener a disposición de equipos clientes al menos unas veinte unidades en los dos primeros años de homologación, situación que no está contemplada entre los planes del fabricante. Por tal razón, Laura Wontrop Klauser, responsable del programa deportivo de General Motors, adelantó que en caso de que el Corvette no pueda competir en la clase GTD-Pro se analizaría su inclusión dentro de la plataforma LMDh para así mantener su presencia en el Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar.

Según explicó Klauser, todavía mantienen conversaciones con respecto al futuro del Corvette C8.R porque su lanzamiento fue el año pasado y ahora se encuentra con un panorama en el cual se eliminará la clase GTLM en la IMSA y no puede adaptarse a las reglas GT3. Hasta ahora solo tendría espacio en la clase GTE del WEC, allí su participación sería limitada con un solo coche en determinadas fechas. Se espera que para mayo la IMSA publique el reglamento técnico GTD-Pro, a partir de allí General Motors decidirá si el Corvette se mantiene en la división GT, se va al WEC o se desplaza al programa LMDh.

Señaló Klauser que la diferencia entre un GTLM y un GT3 es muy grande y en el Corvette es un GT de fábrica, un concepto distinto a un GT3 cliente desde toda perspectiva, incluyendo el retorno de la inversión. Ambos programas son incompatibles no solamente desde el apartado técnico sino también en lo que respecta a las decisiones corporativas porque no está contemplado crear un departamento de carreras cliente de un día para otro con el fin de abordar esta contingencia. Es que ni siquiera existe un kit GT3 para el Corvette porque no han pensado en ello, así que el futuro del coche en los circuitos debe ser replanteado.

Por los momentos persisten las reuniones con la IMSA para ver qué pueden hacer el año que viene. Estaría sobre la mesa lanzar un GT3 que se adapte al nuevo reglamento, pero no hay nada definitivo debido a las incertidumbres. En Corvette Racing están a la espera de alguna respuesta para determinar la dirección que tomarán porque al representar a un fabricante es un compromiso y se entiende que un cambio radical en un programa de carrera requiere de al menos dos o tres años para que se lleve a los circuitos. A General Motors no le agrada la idea de improvisar llevando a un GTE al terreno de un GT3 en pocos meses, para ello es preferible enfocarse en el WEC.

En palabras de Laura Wontrop Klauser:

No podemos tener un coche listo a tiempo para el próximo año, un GT3 puro homologado o el kit completo. Es realmente difícil tomar el Corvette que tenemos hoy y modificarlo para que sea un GT3. La buena noticia es que, hasta donde sabemos, la clase GTE sigue en el WEC. Tenemos eso como una opción para competir.

Vía | Sportcars365