CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Corvette Racing deberá apresurar su paso a la clase GTD

Humberto Gutiérrez | 27 Ene 2021
corvette_racing_c-8-r_gtlm_daytona_21_21
corvette_racing_c-8-r_gtlm_daytona_21_21

La actual situación de Corvette Racing en el Campeonato IMSA Weathertech Sportscar no es la mejor. Cierto es que son los campeones y no parece que tengan rivales en la clase GTLM, pero es que literalmente los dos C8.R que han inscrito esta temporada van a competir uno contra otro gran parte del calendario. Ante tal ausencia de participantes, se especula que los GTLM desaparecerán al término de este año ya que no tiene sentido para la categoría mantener una clase tan costosa y restringida mientras los GTD se multiplican cada vez más. Ante tal escenario, desde Corvette entienden que deben apresurar la construcción de varios C8.R para clientes antes de que sea tarde.

Si bien Laura Wontrop Klauser, recién nombrada directora del programa deportivo de General Motors, fijó su posición con respecto a la continuidad de Corvette Racing en las categorías de resistencia, debe tener presente que la clase GTLM está en vías de desaparecer puesto que los otros fabricantes que antes participaban a tiempo completo, BMW, Ferrari y Porsche, se han inclinado a favor de construir y vender coches según especificaciones GT3, lo que les permite tener presencia en la división GTD, la más nutrida de la IMSA ahora mismo. En este caso, si Corvette quiere sobrevivir a corto plazo necesitará modificar sus dos C8.R para que puedan competir en GTD mientras construyen nuevas unidades para clientes.

Klauser entiende que la IMSA se aproxima a la unificación de la clase GT porque inclusive para General Motors no es rentable sostener un programa GTLM donde Corvette Racing sea el único equipo de fábrica. Desde el punto de vista financiero es insostenible y peor aún desde lo que representa el retorno publicitario, no tiene méritos alcanzar un campeonato en una clase donde no hay rivales. Se han comprometido con la IMSA a tiempo completo, pero se entiende que más allá de este año la situación es incierta.

Por más que Corvette Racing tenga la disposición de mantenerse en los circuitos, se trata de tomar una decisión que está entre adaptarse o el retiro. También es para considerar el hecho de que un traslado a la clase GTD significaría que no podrán asistir a las 24 Horas de Le Mans porque la organización del evento no contempla tal división. Para Klauser, el panorama entre la IMSA y el WEC, en cuanto a los GT, no está nada claro, aunque hayan llegado a un acuerdo en lo que respecta a la clase superior.

En palabras de Laura Wontrop Klauser:

Está claro lo que está sucediendo aquí, estamos en un punto en el que los [fabricantes] están migrando a otra clase. Vamos a tener que posiblemente adaptarnos y estamos trabajando en eso. Nos encanta la conexión que tenemos con nuestros seguidores, pero realmente no queremos competir contra nosotros mismos.

Vía | Racer