Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Dakar
Logo Icon

3 MIN

Dakar 2018: ¿Ha tenido la categoría de Camiones el mejor desenlace posible?

Hasta dos días antes de la finalización del Dakar 2018 la categoría más apretada de cuantas conforman la prueba de ASO era sin duda alguna la de Camiones. Un solo segundo separaba a Eduard Nikolaev, dos veces vencedor de la prueba y defensor del honor de los KAMAZ, del ídolo local, Federico Villagra. El Coyote conoce como la palma de su mano los caminos cercanos a Córdoba y ello le daba una teórica ventaja, pero todo acabó abruptamente al romper la caja de cambios de su Ivecoen la penúltima etapa, lo cual le abocó al abandono.

Sé que estas palabras sentarán como un puñetazo en la boca del estómago a muchos aficionados argentinos, yo mismo quería también ver a Villagra ganar en casa, pero probablemente éste haya sido el mejor desenlace posible. Y es que aunque un abandono cuando ves la gloria tan cerca sea duro de asimilar, no podemos olvidar que todo quedaba pendiente de que los comisarios emitieran un veredicto sobre las acusaciones de repostaje ilegal del argentino y su equipo, el de la familia De Rooy. Hay que puntualizar que estos aseguran que actuaron tal y como se ve en el vídeo al sospechar de una posible fuga de carburante pero finalmente no repostaron.

¿A alguien le hubiera gustado tener que esperar durante meses para conocer el ganador definitivo, como ocurrió con Stéphane Peterhansel hace un par de años o en motos el año pasado? Por no hablar de las implicaciones políticas, al formar parte Federico Villagra de un equipo con claras desavenencias con ASO. La claridad de las pruebas hipotéticamente aportadas por KAMAZ hubiera pasado a un segundo plano ante los recuerdos de que Gerard de Rooy ha preferido disputar este año el Africa Eco Race o que en 2006 los camiones del equipo neerlandés no pasaron satisfactoriamente las verificaciones previas a la salida.

En España sabemos mucho de tragedias deportivas de este estilo. Que se lo digan a Carlos Sainz, con la archiconocida rotura en el RAC de 1998 o el accidente en el Dakar 2009 cuando ya acariciaba el triunfo. Sin embargo no creo que alguien pueda negar que ello ha contribuido a acrecentar su leyenda y popularizar aún más su figura. Las derrotas también hacen afición y sabiendo que lo ha tenido tan cerca Federico Villagra, Ricardo Torlaschi y Adrián Yacopini sólo tendrán ganas de volverlo a intentar el año que viene.

Via | Clarín Foto | Red Bull Content Pool

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable