Los españoles en coches terminan el Dakar con sabor agridulce

 |  @fernischumi  | 

Doce jornadas completamente agotadoras, casi 5.000 kilómetros competitivos que nos han dejado con una nueva victoria para los españoles en el Dakar, el cuarto triunfo en coches entre los cosechados por Nani Roma y Carlos Sainz desde el inicio de este siglo. El madrileño se convertía en el primer ganador en Arabia Saudí de este nuevo Dakar junto a un impecable Lucas Cruz, mientras que el resto de compatriotas sufrió una suerte desigual, especialmente el piloto catalán.

El reto no era sencillo. Después de confirmarse que no habría evoluciones para el MIN JCW Rally 4x4 debido a la reducción de la partida económica destinada por MINI al proyecto en el Dakar. La decisión del de Folgueroles era arriesgada. Nuevo coche, nuevo copiloto en la figura de Dani Oliveras y con muy poco tiempo para ayudar a Wevers Sports a encontrar el camino correcto. Errores como los del repartidor de frenada ponen a las claras que al proyecto todavía le queda mucho camino por recorrer, así como los problemas en la caja de cambios que afectaron tanto a Ricardo Porem como al propio Nani. La 27ª plaza no es el premio que merece todo el esfuerzo realizado por los exmotards, pero les ayudara a seguir desarrollando el coche durante el año si los nuevos propietarios de la marca alemana siguen inyectando dinero.

El SsangYong, Fuertes y Vallejo lo hicieron de 10:

Por delante de ellos, Óscar Fuertes y Diego Vallejo con el nuevo SsangYong Korando DKR 4x2 que había preparado SodiCars para la ocasión. Fue el coche mejor parado de la expedición franco-española, ya que Cristina Gutiérrez sufrió problemas con un cardán y especialmente con la electrónica (estuvo durante días limitada por la falta de velocidad punta y terminó 42ª), mientras que Isidre Esteve y Txema Villalobos tuvieron que abandonar después de un problema con el turbo que no les permitió finalizar la octava etapa. Aun así, Fuertes y Vallejo terminaban 24º, un fenomenal resultado teniendo en cuenta cómo llegaba Oscar a la cita después de su lesión de ligamento cruzado y menisco, además de las quemaduras que sufrió en el verano.

También Manolo Plaza y su hija, Mónica, sufrieron numerosos problemas con su 4x2 con motor Chevrolet preparado por el equipo francés. Los más importantes estuvieron relacionados con el propulsor, el cual no les permitió superar los 150 km/h en varias etapas, así como una temperatura elevada y un consumo de unos 3,5 litros de aceite en 380 kilómetros de especial. Por si fuera poco, tuvieron que regresar uno de los días al vivac por problemas con la caja de cambios para reparar. Aun así, objetivo cumplido y rally terminado en 55ª posición.

Jesús Calleja ve la meta después de cuatro intentos:

Justo delante de ellos, Joan Font completó su primer Dakar en coches después de sufrir un susto morrocotudo en la novena etapa cuando se encontraban encallados en una duna y la peruana Fernanda Kanno les golpeaba con su todoterreno la parte trasera al no advertir su presencia. Pablo Cantó por su parte sería 51º, con Ariel Jatón como copiloto y encuadrado entre los T1.2. Su experiencia era de una Baja Aragón y unos test en Marruecos, por lo que terminar el Dakar es todo un premio.

Mucho mejor le fue a Jesús Calleja, que junto a Jaume Aregall firmó una gran 29ª plaza con la Toyta Hilux V8 4x4 de Overdrive. El aventurero leonés pudo incluso terminar más arriba de no ser por un par de errores cometidos en las dunas, especialmente cuando doblaron los gatos hidráulicos que lleva su montura y se quedaron atascados en la arena a la espera de la llegada del camión de asistencia para poder cortar el elemento con una radial. Terminaron su primer Dakar en cuatro intentos. Aun así, Fernando Alonso le podrá restregar en la próxima ocasión que coincidan en televisión que él terminó a la primera y en una mejor posición.

El accidente entre Fernanda Kanno y Joan Font:

https://twitter.com/sadakoom/status/1217974314022195200

 

Los que no llegaron a la meta:

Xavi Foj afrontaba con ilusión una nueva edición. Era la 30 para esta leyenda del Dakar que no llegaría muy lejos por un problema con el turbo en su Toyota Land Cruiser que los dejó KO nada más empezar en la quinta etapa. Ellos sí pudieron reengancharse a través del Dakar Experience después de poner el turbo del año pasado, terminando, pero obviamente no apareciendo en la general.

Tampoco tuvieron demasiada suerte Juan Manuel Mañá y José Calvar, los cuales iban prácticamente en su propia categoría "Malle Auto", sin asistencia y con muy pocos recursos con las ganas de enfrentarse a esta aventura entre dos pilotos enamorados por la categoría. El resumen de Calvar desde el aeropuerto es un buen reflejo de lo que les tocó vivir durante su participación hasta la octava etapa. Tampoco Jordi Queralto pudo completar la carrera acompañado de su pareja sentimental. De ellos os contaremos un poco más en las próximas horas.

Lee a continuación: Casey Currie completa el doblete estadounidense en un Dakar 2020 con sabor español

  • Txesz

    Curioso que los coches de Sodicars han dado más problemas este año.

    De los abandonos, el que más me dolió fue el de Foj, nuestro Señor Dakar. Otra vez que deja la categoria T2 para poder aspirar a una mejor posición en la general y otra vez que le sale mal.