De los buggies al Mercedes-AMG T1: Schlesser sorprende con su nuevo proyecto con sabor a Dakar

 |  @fernischumi  | 

A finales de 2015, Schlesser GP anunciaba la creación de un nuevo prototipo con tracción total. Nacía el JLS02, una forma de mantener y trasladar todos los conocimientos acumulados durante los años por Jean-Louis Schlesser y su equipo compitiendo en el Dakar a los T1. El padre de los buggies se reconvertía y su equipo empezaba a pensar formas de hacer negocio con los rally-raids proponiéndonos algo distinto a los Peugeot 4x2 o a los MINI JCW Rally.

No tardaríamos en ver otras propuestas por parte de los franceses, a su vez involucrados con el dos veces ganador del Dakar en la organización de la Africa Eco Race. Solo unos meses más tarde, además de la creación de un SxS, Schlesser GP mostraba en sociedad su Porsche Macan en versión T1, el cual ha estado compitiendo por media Europa de baja en baja desde entonces, incluido en la Baja Aragón de 2016.

A solo dos meses para que el Dakar 2020 esté en marcha, la estructura ha presentado su próximo vehículo tras prácticamente dos años de silencio. El Schlesser-Mercedes AMG FIA T1 es un prototipo 4x4 bajo la normativa FIA que estará destinado a competir tanto en la Africa Eco Race como en el rally organizado por ASO y en la Copa Mundial de la FIA.

No son muchos más los detalles presentados más allá del primer render del mismo en el que podemos apreciar que se han inspirado en las formas de la carrocería del Mercedes GLE Coupé para su creación. Nos resta conocer todo acerca de sus características mecánicas, solo sabiendo que la intención de Schlesser & Co es la de hacerlo debutar el próximo año. La elección de la librea del Mercedes-AMG W10 obviamente no ha sido casualidad, era una buena forma de causar aún mayor impacto visual.

La firma de la estrella y su historia en el Rally Dakar:

Aunque pueda parecer que la firma de la estrella tiene una relación más ligada a los circuitos tanto en Fórmula 1, GT’s, DTM o Resistencia, lo cierto es que también forma parte de la historia del Rally Dakar desde los albores de la competición ideada por Thierry Sabine. Empezando por los primeros rivales de los hermanos Marreu, hasta la victoria en la edición de 1983 con Jacky Ickx al volante y copilotado por Claude Brasseur con el Clase G con motor de gasolina con 230 CV y una aerodinámica estrambótica a la par que efectiva.

Con los años han ido saliendo otros proyectos con la firma de la estrella como protagonista, en su mayoría como iniciativas propias o semiprivadas como la de los “nuestros” Fernando Gil, Manolo Plaza y José Antonio Villalba, o como la que llevó a la expiloto del DTM, Ellen Löhr a surfear las dunas del desierto con un Mercedes ML en la pasada década. Más reciente el Proto de Colcar que condujo Pato Silva durante las últimas ediciones del rally sudamericano, aunque quizás lo más exóticos fueron proyectos como el de Jochen Mass y el Mercedes-Benz 500 SLC.con el que corrió la edición de 1984 o los 6x6 G-Wagen.

Lee a continuación: La Fórmula 1 votará eliminar la obligación de utilizar los neumáticos de Q2 para los 10 primeros

  • ch460

    Tiene sentido que Mercedes teniendo el mejor 4x4 del merado (el Clase G) participe en el Dakar...