ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Scott Dixon gana en Indianápolis mientras Alex Palou acaricia el título

Hacía tiempo que no veíamos en IndyCar Series “una de las de Dixon”, pero el sábado con motivo de la segunda cita del año en el rutero del Indianapolis Motor Speedway el neozelandés resurgió para obtener su primer triunfo del año. Eso sí, el foco sigue estando en Alex Palou, pues mientras se dilucida su futuro la consecución de su segundo entorchado en la categoría está ya al caer gracias al séptimo puesto cosechado el pasado fin de semana.

La sesión de clasificación, en viernes debido al particular formato del fin de semana compartiendo pista con la NASCAR, deparó bastantes sorpresas. Muy pocos de los cocos accedieron a la ronda final, quedándose por el camino Josef Newgarden a las primeras de cambio (aprovechó para cambiar motor), al igual que Dixon, Ericsson o Power. Y no fue mucho más lejos Palou, noveno en lo que era de todos modos un buen resultado viendo lo realizado por sus rivales directos. Sorprendió Devlin DeFrancesco llegando hasta la última ronda, pero al final la pole fue cosas de Rahal Letterman Lanigan, superando Graham Rahal a Christian Lundgaard por delante de los McLaren de Rossi y O’Ward.

Si el viernes ya fue chocante, el sábado lo de DeFrancesco fue aún más increíble, pues en una salida espectacular el canadiense de Andretti se colocó en cabeza. Pero la carrera debió interrumpirse rápidamente por un incidente en el que se vieron envueltos, entre otros, Scott Dixon y Josef Newgarden. Una vez se retomó la prueba se comprobó que pese a su arranque primoroso, el ritmo de DeFrancesco no era gran cosa y Graham Rahal dio cuenta de él, hundiéndose poco a poco e incluso llegándose a tocar con Alex Palou cuando el español intentaba superarlo.

Todo parecía a favor de Rahal Letterman, con Graham Rahal destacado al frente y escoltado por Christian Lundgaard. Pero el danés perdió comba por fallos al repostar y al estadounidense le salió por el córner Scott Dixon a estrategia cambiada tras parar a las primeras de cambio bajo bandera amarilla. Y pese a que lo tuvo a tiro de piedra en las últimas vueltas, Rahal no pudo adelantar al kiwi, que cruzó primero la bandera a cuadros.

Pato O’Ward se subió al podio por delante de Christian Lundgaard, mientras que Alex Palou dio por bueno un séptimo puesto que prácticamente sentencia el título. El catalán disfruta ahora de una renta de 101 puntos sobre Dixon y 105 sobre Newgarden con 159 aún en juego. Teniendo en cuenta que sólo por tomar la salida ya sumas un mínimo de cinco puntos, la posibilidad de que Alex Palou se proclame de nuevo campeón dentro de dos semanas en Gateway es altísima.

Aun así hay de qué hablar en las tres citas restantes. No sólo por esperar la confirmación del futuro de Palou, sino también porque por ejemplo hay una gran batalla por entrar en el Leaders Circle: los 22 mejores coches de la clasificación general (con un máximo de tres por equipo, salvo el cuarto de Andretti al existir ya antes de la creación de este sistema) reciben financiación extra. Y ahora mismo hay no menos de cinco coches peleando por los últimos puestos bonificados, entre ellos el #78 de Agustín Canapino, el #29 de Devlin DeFrancesco que brilló en Indianápolis, el #60 de Meyer Shank Racing o el #30 de Rahal Letterman Lanigan, que de ahora en adelante ya no pilotará Jack Harvey: su sustituto en Gateway será Conor Daly.

Foto | Ganassi

Cargando...