Doblete de Audi en el ePrix de Berlín: Daniel Abt gana y Jean-Éric Vergne acaricia el título

 |  @eloy_eg  | 

Puede que sus opciones en esta cuarta temporada de Fórmula E se esfumaran nada más arrancar como consecuencia de la precaria fiabilidad, pero Audi ha encontrado el camino a seguir y lo demostró en el mejor escenario posible a nivel corporativo, su cita de casa. Daniel Abt y Lucas di Grassi firmaron el doblete para la casa de los cuatro aros, en una carrera que afianzó el liderato de Jean-Éric Vergne al frente del campeonato.

Daniel Abt encarriló esta victoria en casa al hacerse con la pole position. Fue su compañero Lucas di Grassi el más rápido por grupos, pero una vez en Superpole cometió un error que le mandó al quinto puesto en parrilla y dejó la puerta abierta a que el alemán la encabezara. Abt endosó tres décimas a Oliver Turvey y medio segundo a Jean-Éric Vergne, que se vería acompañado en segunda fila por Jérôme d’Ambrosio. A las puertas de la Superpole se quedaron Rosenqvist (6º) y Buemi (7º), mientras que los DS Virgin fueron 8º (Lynn) y 10º (Bird).

La peculiar primera curva del trazado de Tempelhof, que recuerda vagamente a los tilkódromos de Sepang y Shanghái, causó estragos, con Felix Rosenqvist yéndose larguísimo y Jérôme d’Ambrosio logrando pasar a Jean-Éric Vergne por el tercer puesto. Pero el líder del campeonato se la devolvió una vuelta más tarde sin mayores dificultades. De hecho el ritmo del belga quedó rápidamente en evidencia al ser adelantado también por Lucas di Grassi y un Sébastien Buemi que se metió de lleno en la lucha por el podio a las primeras de cambio.

Lo sorprendete fue ver que estos dos últimos también lograron dar alcance y superar a Jean-Éric Vergne mediado el primer relevo de la prueba, al verse taponado por Oliver Turvey, que poca resistencia pudo oponer frente a Di Grassi. En cambio Buemi y Vergne se vieron envueltos en una batalla particular que les alejó del podio y sólo se resolvió a favor del galo en vísperas del cambio de coche… donde se volvieron a cambiar las tornas. Afortunadamente para ellos Turvey consumió bastante más energía y se vio obligado a parar una vuelta antes que el resto de hombres de cabeza.

Del cambio de coche salieron pegados los dos pilotos de Audi, con Daniel Abt aún por delante de Lucas di Grassi, pero pronto quedó claro que se respetarían las posiciones hasta la caída de la bandera a cuadros. Así, la acción hubo que buscarla en la lucha por el tercer escalón del podio, viendo cómo Buemi y Vergne daban caza a Turvey, robando la cartera el líder del campeonato al de Renault apenas unas curvas después de batir al británico.

Así, se impuso Abt por delante de Di Grassi y Vergne. Fuera del podio quedaron Buemi y Turvey, seguidos del Jaguar de Evans, Birdo, Engel, un André Lotterer que se repuso a una sanción en parrilla y diez segundos extra en su parada para terminar noveno, y Nick Heidfeld. Los últimos puestos de puntos quedaron influenciados por un encontronazo entre Nelsinho Piquet y Pechito López, que posteriormente sufrió un trompo.

El campeonato sigue comandado por Jean-Éric Vergne a falta de tres carreras y con cuarenta puntos de ventaja sobre Sam Bird, por lo que tendrá opciones matemáticas de dejar sentenciado el título en la edición inaugural del ePrix de Zurich. Daniel Abt además acecha el tercer puesto de Felix Rosenqvist tras su segunda victoria del año.

Foto | Michelin

Lee a continuación: Jean-Éric Vergne gana también en las calles de su ciudad

  • Chechu Quiroga

    Aunque no sea de mis circuitos favoritos, la carrera ha estado muy bien la verdad.