Si no tenemos a Dumas y Faggioli, ¿qué nos queda para la Subida a Pikes Peak de este año?

 |  @fernischumi  | 

Salvo sorpresa de última hora, la Subida Internacional de Pikes Peak este año carece de grandes nombres que puedan permitir que el foco se vuelva a situar sobre Colorado Springs después de que Volkswagen Motorsport se volcara por completo para tratar de superar el récord conseguido en 2013, por Sébastien Loeb, Peugeot Sport y Red Bull. Después de bajar de los ocho minutos, el fabricante alemán decidió apostar por nuevos retos, algo que también significaba que Romain Dumas, ganador en cuatro ocasiones y actual poseedor del récord absoluto (7 minutos y 57,148 segundos) tampoco estará presente en la misma.

La lista de inscritos no definitiva ya se deja ver en la página web oficial de la carrera cuando apenas quedan 25 días para su disputa y lejos de sorprendernos con más novedades positivas lo cierto es que nos deja relativamente fríos. A la presencia ya confirmada hace algunas semanas de Liam Doran con el Ford RS200 Evo de su padre, tenemos que sumar una ausencia que por el momento no ha sido confirmada: Simone Faggioli tenía un programa para varios años, sin embargo, ni él ni su Norma aparecen inscritos.

Curiosamente, el nombre del pluricampeón europeo de montaña sí estaba en la primera versión de la edición 97ª del PPIHC, por lo que la desaparición de su espacio reservado para el apellido Faggioli (esperemos que de forma no definitiva) y el que iba a ser su compañero no deja de ser una noticia preocupante, tanto, que es el momento de buscar otros alicientes y nombres que nos puedan animar este año a seguir la Carrera hacia las nubes.

Y lo cierto es que hay algunos interesantes, más por verlos competir en un ambiente poco habitual más que por que puedan luchar por la victoria absoluta. Además del regreso de Travis Pastrana dentro del trofeo Yokohama con los Porsche Cayman GT4 Clubsport que compartirá con otro genio de las dos ruedas como Bilko Williams que hará su primera actuación en el Pikes Peak. Manfred Stohl repetirá experiencia, Rhys Millen estará con el Bentley Continental GT y Michael Dunlop, la estrella del Tourist Trophy, competirá al manillar de una BMW S1000 RR. A ellos se suman apellidos ya habituales como el de Greg Tracy con el Palatov, gran favorito al triunfo si se confirma que Faggioli no está, o la presencia de Dallenbach con su propio prototipo, los Acura oficiales y los Porsche del equipo de Dumas que llevarán William Cavailhes y Raphael Astier.

Aunque llegados a este punto, podemos decir que habrá un equipo de estrellas que destaca sin duda entre tanta ‘normalidad’ de esta lista provisional para la Subida a Pikes Peak 2019. El fabricante de buggies ligeros y karts, Sierra, ha realizado un gran esfuerzo durante los últimos meses para promocionar sus productos. Por su volante han pasado personalidades como el propio Greg Tracy, Pastrana o Bucky Lasek, e incluso han conseguido ser una de las categorías teloneras esta temporada del ARX.

Precisamente con la conexión del rallycross nos encontramos quizás a uno de los rookies más deslumbrantes del plantel: Andreas Bakkerud aparece como debutante en la edición de este año al volante del modelo RX3 de Sierra, un coche capaz de hacer el 0 a 100 en tres segundos y que cuenta con una caja de cambios secuencial y una relación peso-potencia destacable que permitirá a Baby Blue disfrutar del trayecto hasta la cumbre a través de los casi 20 kilómetros de recorrido, curiosamente compartiendo fin de semana con el que es su actual compañero de equipo en el World RX, curiosamente los dos se estrenarán en éstas lides.

Aunque al principio se había anunciado un equipo con cuatro nombres, destaca que junto a Bakkerud estará también el polifacético Paul Gerrard, así como la estrella de televisión y mecánico de Gas Mokeys, Aaron Kaufman, el cual se quedó con un muy mal sabor de boca en su debut con un Ford Falcon preparado por él mismo. Cole Powelson, responsable de la estructura parece que finalmente tampoco estará. Todo un equipo de lo que en el fútbol se llama ‘Zidanes y Pavones’, y una excusa más, si es que la necesitamos para seguir una de las competiciones más icónicas del mundo del automovilismo.

Lee a continuación: Disfruta de la vuelta de récord del Volkswagen I.D. R en el Nordschleife al completo [Vídeo]

  • Chechu Quiroga

    Este año no será muy interesante la Pikes Peak, teniendo en cuenta mis gustos...claro.