Ejemplo gráfico de que nada puede parar a un Lada, ni siquiera volcar en un rally finlandés

 |  @fernischumi  | 

Siempre regalándonos imágenes espectaculares, los rallyes finlandeses es una buena muestra de lo que apuntaban durante este mismo fin de semana los máximos responsables de los fabricantes presentes en el DTM: siempre habrá lugar para que otros tipos de vehículos compitan. En este caso, esas latitudes del viejo continente siguen teniendo una forma muy interesante de ver la competición, especialmente en los campeonatos a nivel regional y nacional, en los que podemos ver prácticamente ‘cualquier cacharro’ sobre las siempre espectaculares pistas forestales.

En este apartado, sin duda los camiones que corren en Estonia son sin duda uno de los casos más extremos, aunque en Finlandia también saben cómo sorprendernos, con una gran parte de competidores que no tienen ningún problema a la hora de pilotar coches de tracción trasera por unas pistas en las que los errores se pagan muy caros.

La historia hoy viene de la mano de un veterano Lada que disputó este pasado fin de semana el Ikaalisten kylpyläralli, una prueba sobre grava en Ikaalinen. La curva, una derecha larga no daba opción a dos trazadas distintas, algo que precisamente podría comprobar el competidos con el dorsal número cuatro. Si hace unas semanas en Córcega era Jari-Matti Latvala el que debía abandonar por daños en la jaula de su Toyota Yaris WRC, o Craig Breen haciendo lo propio en Argentina, aquí Juhamatti Paajanen demostraba que no estaba dispuesto a decir su última palabra.

Pitillo en la boca y armado con un tronco de árbol, Juhamatti fue capaz de arreglar uno de los pasos de rueda de su Lada 1300 Rallye y ni corto ni perezoso retornó a la prueba a pesar de que el techo hundido evidenciaba que la mañana no se le había dado bien. Nada puede parar un Lada y ha quedado demostrado una vez más gracias al ejemplo gráfico de un Paajanen. Quién sabe si en un futuro lleno de coches eléctricos y autónomos, muchos recurriremos a los espartanos y analógicos Lada para volver a reencontrarnos con nuestro amor por los automóviles.

Lee a continuación: El Lada Vesta TCR debutó con victoria en Chechenia