Audi, Mercedes y BMW no ven necesario que el DTM se precipite hacia los vehículos eléctricos

 |  @fernischumi  | 

La despedida de Mattias Ekström del DTM no fue el único acto emotivo que se pudo vivir este fin de semana en el inicio de la temporada en Hockenheim. Los Mercedes AMG salían a la pista germana con una pegatina que recordaba los 30 años que ha competido la firma de la estrella en el Campeonato Alemán de Turismos, precisamente en la primera carrera del que será su última campaña antes de que trasladen sus recursos, tanto humanos como económicos, a la Fórmula E.

Con un futuro nada claro para el DTM, puede que sea el momento de someter a algo más que un lavado de cara completo a un campeonato que por el momento tiene planeado empezar en 2019 con los nuevos motores cuatro cilindros con turbo que sustituirán a los V8 atmosféricos actuales. Durante este fin de semana se puso sobre la mesa la opción de que el DTM siguiera el camino del TCR o del World RX y que encarase una restructuración completa apostando por implementar nuevas tecnologías de propulsión.

En unas interesantes declaraciones recogidas por Touringcar Times, Dieter Gass, responsable de Audi Sport, no sólo habla del futuro del DTM en términos deportivos, sino que además argumenta con razones de mercadotecnia, el porqué el Campeonato Alemán no debe acelerar hacia una era eléctrica de forma tan abrupta.

Creo que el DTM como campeonato de turismos premium con motores eléctricos podría ser una posibilidad de futuro, pero no en dos años. Obviamente tenemos que echar un vistazo a la posibilidad de utilizar tecnología sostenible, pero en los próximos años, no creo que el DTM se convierta en unas series eléctricas. Es importante tener a la Fórmula E, pero el mercado no puede ser inundado con campeonatos eléctricos. Esto es algo que no funcionará porque no vas a encontrar a gente que participe. No creo que la tendencia hacia los vehículos eléctricos sea una amenaza para DTM, porque puedes tener un campeonato sostenible con un motor de combustión, y eso es en lo que tienes que trabajar. La tendencia aumentará, pero la previsión es que un 30% de los coches vendidos serán eléctricos para 2025, eso es a siete años de distancia, y todavía habrá circulando el 80% de los automóviles con motor de combustión.

Jens Marquardt, jefe de BMW Motorsport, va incluso más lejos, en este caso apuntando a que los costes serían desorbitados a la hora de afrontar un desarrollo completo de un vehículo, mientras que, si adoptas una estrategia como la Fórmula E y el WRX, compartiendo elementos estándar como el chasis o las baterías. Una filosofía similar a la de las series monoplazas eléctricos permitiría que las carreras se aceran a las grandes ciudades, sin embargo, también hay que encontrar un término medio

Es importante debatir y sabemos que el futuro de la movilidad es una solución mixta, ya que el futuro del automovilismo también es variado. La Fórmula E es genial, están en las ciudades, donde la movilidad eléctrica es una preocupación. Pero también hay restricciones. En este momento, desarrollar un turismo totalmente eléctrico es extremadamente caro, si no imposible. Hemos alcanzado el cenit ahora en términos de eficiencia, carreras ajustadas y reducción de costos. Entonces hay un lugar para todo. Dentro de 10 años podríamos estar hablando una historia diferente, pero en este momento esto es lo que tenemos.

En el caso de Ulrich Fritz, jefe de Mercedes AMG y de HWA, la preocupación es similar a la que tenemos muchos con el Mundial de RallyCross: el sonido de los motores ha sido hasta ahora uno de los grandes reclamos del campeonato,

Para el futuro, podría ser posible un sistema híbrido, por lo que podrás combinar un motor de combustión interna con uno eléctrico y, si se dirige a un futuro completamente eléctrico, estaremos preparados. Creo que la pregunta es por qué están aquí los fanáticos, y una de las cosas es el ruido del motor. Entonces la pregunta es si vale la pena quitar todo este pedigrí de la serie.

Dejando de lado los altos costes que suponen este tipo de desarrollos, alejados por el momento de lo que vemos en las calles, está claro que, en términos de imagen, a los fabricantes involucrados en el DTM les podría interesar mostrar sus modelos premium propulsados por trenes de potencia eléctricos, sin embargo, la realidad actualmente se aproxima mucho a lo que han apuntado los responsables de los tres equipos que por ahora sostienen el campeonato.

Vía | Touring Car Times

Lee a continuación: Mattias Ekström correrá en Hockenheim como despedida del DTM