El acierto del Dakar tiene siglas: los UTV se afianzan en el rally-raid más duro

 |  @fernischumi  | 

Fueron añadidos como categoría del Dakar en la edición 2017, pero desde entonces no han dejado de crecer. Los UTV o Side-By-Syde, están demostrando durante este año ser una de las grandes inclusiones en el rally-raid sudamericano, no sólo como forma de rellenar las listas, sino especialmente a la hora de ofrecer otro tipo de vehículo con unos costes de mantenimiento menores y con la seguridad de ir carrozados, sentados y con la inestimable ayuda de un copiloto.

Llegados a la jornada de descanso, estos coches podían presumir de ser en porcentaje los que menos participantes habían abandonados, sólo uno de los 11 inscritos en la carrera de este año. En cambio, los quads ya lamentaban siete abandonos de los 49 participantes que iniciaron, algunos de ellos, pertenecientes al grupo de ‘gallos’ que en teoría estaban preparados para luchar por la victoria, entre ellos, nombres ya reconocidos como los de Rafal Sonik, Sergei Kariakin o Pablo Copetti, en el caso del ruso y del polaco, con lesiones de gravedad.

No hay que olvidar, sin embargo, que esta es la edición más multitudinaria entre los pilotos de quads desde que el Dakar se disputa en Sudamérica, llegándonos a encontrar casi medio centenera de competidores sobre cuadriciclos, alimentados por una legión de pilotos venidos de toda Latinoamérica. A pesar de ello, algunas voces ya apuntan hacia lo que puede ser un cambio de tendencia, alimentándose la categoría UTV o SxS de participantes de otras categorías.

Los últimos en sumarse a esta moda son los pilotos que en el pasado han protagonizado la lucha por la victoria en quads. Además del salto de Camelia Liparoti, piloto Yamaha al igual que Peterhansel, también nos encontramos con la intención de los hermanos Patronelli de probar en un futuro no muy lejano con un proyecto similar, aunque tal vez con dos vehículos (la otra alternativa sería la de competir con un buggy parecido al que están utilizando los Coronel este año). El propio Alejandro Patronelli fue tanteado por la veterana italiana para que le hiciera las labores de copiloto, algo que tal y como aseguró el argentino a Fox Sports durante la semana pasada, no se terminó de concretar por compromisos laborales.

¿Qué ventajas tienen sobre el resto de las cuatro categorías en el Dakar? Los vehículos, especialmente diseñados para su conducción off-road y en arena, necesitan muy poca preparación, más allá de los elementos de seguridad obligatorios por parte de la FIA y su mantenimiento y coste por kilómetro son muy reducidos. La estandarización de piezas al competir con un coche que es prácticamente de serie, permite una gran igualdad de monturas entre los equipos inscritos, aunque en este caso son los Polaris y Can-Am los que están demostrando estar por el momento un paso por delante de los UTV firmados por Yamaha.

Además de la demostrada fiabilidad (en carrera siguen 9 de las 11 formaciones), la cual sólo se ha visto resentida una vez que se ha llegado a terrenos más duros como los de Bolivia, que fueran tanto los pilotos que superasen las primeras etapas de desierto y dunas demuestra a la perfección que son vehículos que superan a la perfección todas estas trampas de arena gracias a su ligereza y tracción, aunque obviamente sufren más en pistas tipo rally por la potencia y en el fuera pista muy bacheado por las limitaciones de la configuración de suspensiones comparado obviamente con los buggies T1.

Contar con un copiloto, carrocería que absorba los golpes, ruedas de repuesto… son muchas las ventajas que han llevado a más de uno a asegurar que puede tratarse del recambio lógico a los quads (el propio Ale Patronelli) quizás el vehículo más complejo de todos en cuanto a pilotaje. Aunque, por historia, sería una lástima el perderlos tal y como ya ocurrió con los sidecares.

Lee a continuación: Stéphane Peterhansel cierra la etapa boliviana con una nueva victoria, Carlos Sainz aguanta el tipo

  • Txesz

    Supongo que con ellos se cumple lo que comentó Foj en TDP, que al haber empezado directamente sobre arena, el desgaste de las mecánicas al llegar a la etapa de descanso es algo menor.

    De haber tenido 3 etapas iniciales rodando por pistas, los números podrían ser diferentes.

    En todo caso bien puede ser una alternativa menos sufrida que los quads, aunque creo que no tienen la polivalencia de un coche y veo el inconveniente de un habitáculo expuesto a los 4 vientos.

    Habrá que esperar al final para ver su resistencia: el año pasado terminaron 4 de 8.

  • Ferran Pistola

    En Fox Sports se cmentaba que iban a prohibir los Quads en unas 2 o 3 ediciones.
    A mi la verdad, los UTV no me gustan como espectador. Personalmente son los vehículos menos espectaculares de ver; y si por mi fuera estarían dentro de los coches como subcategoría.
    Ahora bien, para los modestos es ideal. No vas solo, tienes 4 ruedas y ha demostrado pasar bien la arena y Bolivia.