CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
DTM

2 MIN

El DTM anuncia los cambios en el reglamento técnico para 2017

Iván Fernández | 18 Mar 2017
DTM Test Vallelunga
DTM Test Vallelunga

La reducción de la parrilla únicamente a 18 coches no será el único cambio que afronte el Campeonato Alemán de Turismos para esta temporada. Los responsables del DTM han querido restar algo de importancia a la aerodinámica, algo a lo que se ha sumado el aumento de potencia. Todo ello se ha traducido en que los pilotos cobrarán un mayor protagonismos durante la campaña 2017, un año en el que lamentablemente ya no contaremos con pilotos españoles.

En cuanto al motor, no hay cambios respecto a la filosofía. Se mantienen los motores V8 de cuatro litros, pero se espera que la potencia supere por primera vez los 500 CV gracias al aumento de la brida de admisión, la cual pasa de tener un diámetro de 28 mm a uno de 29 mm. Sin embargo, es la parte aerodinámica la que más modificaciones ha sufrido y precisamente la que más están trabajando en los equipos durante esta pretemporada.

La decisión de los organizadores del DTM ha ido dirigida a reducir la carga aerodinámica de la que disponían los coches del año pasado. Para ello se ha procedido al cambio de geometrías del splitter delantero, del suelo y del difusor trasero. El peso total también se ha incrementado, mientras que el DRS tendrá más eficiencia ya que serán abatibles el plano superior del alerón trasero en lugar cambiar completamente el ángulo del alerón al completo como ocurría hasta ahora. Esto se espera que reduzca aún más el drag, permitiendo por lo tanto más velocidad punta.

Más potencia, menos apoyo aerodinámico y frenadas más fuertes significan una mayor exigencia con los neumáticos Hankook (se ha impuesto también un suministrador único de llantas, ATS Wheels). En este caso, los compuestos de este año prometen ofrecer más grip durante un pequeño espacio de tiempo, a partir del cual deberán ser los pilotos los que aporten ese extra para mantener sobre ‘lo negro’ a los vehículos. A los pilotos parece haberles convencido esta idea y sobre el papel, los aficionados serán los otros grandes favorecidos por todos estos cambios, sin embargo, ya se sabe que no siempre  estas variaciones resultan como deberían.