¿El DTM y el Super GT en la IMSA?

 |  @X3Humberto  | 

Según explicó Gerhard Berger, responsable de organizar el DTM, desde el pasado mes de septiembre, representantes de la IMSA se han reunido con él para plantear la inclusión de los coches que compiten bajo las reglas Clase Uno en el campeonato norteamericano. Las conversaciones siguen adelante, aunque todavía no se ha aclarado el punto más importante que es en cuál división de las establecidas podrían competir puesto que en teoría no se pueden insertar ni en la GTLM ni en la GTD.

No es la primera ocasión que la categoría alemana de turismos despierta interés en los Estados Unidos, desde la serie Grand Am se había planteado establecer una especie de DTM América, pero no pudo cristalizar porque aquellos coches que participaban en el campeonato alemán no eran compatibles con las regulaciones y el mercado comercial que imperaba en Norteamérica. Pero ahora mucho ha cambiado en lo que respecta a las especificaciones técnicas y eso ha hecho al DTM más interesante a nivel mundial.

Al respecto, Jens Marquardt, director de BMW Motorsport, manifestó que la IMSA está en un proceso de actualización y para ello busca la mayor participación de fabricantes. La base de la categoría será el DPi 2.0 que requiere un sistema híbrido y esa misma base técnica puede aplicarse a los coches Clase Uno a partir del 2022. En este caso, los DPi 2.0 y los turismos de nueva generación asumirían el protagonismo de la categoría. El punto crítico estará en convencer a todos los involucrados tanto del DTM como del Super GT en desplazarse para ir a correr en los Estados Unidos.

En tal sentido, Masaki Bandoh, máximo representante del Super GT, opinó que correr en la IMSA sería un gran paso para que la Clase Uno sea realmente internacional. Hay seis fabricantes involucrados y si todos cooperan podrían sentar las bases para que otros se incorporen y consolidar un gran movimiento a nivel mundial.

En palabras de Masaki Bandoh:

Ahora mismo dos campeonatos nacionales están trabajando juntos, allí hay seis fabricantes y entre todos hemos creado las reglas comunes de la Clase Uno. Esa iniciativa nos gustaría difundirla a nivel mundial por ello necesitamos hablar con todos los interesados en nuestro movimiento.

Vía | Motorsport Total

Lee a continuación: Jan Magnussen dice adiós a Corvette tras 16 temporadas

  • M.A.

    Muchos castillos en el aire.
    Parece el cuento de La Lechera.
    Se dice que el DTM "es ahora más interesante", precisamente cuando parece estar en sus horas más bajas. Paradójico...
    Se confia en una cierta unificación, al menos en motores, con la clase DPi, cuando ya hemos visto a uno de sus protagonistas dudar de ese camino a tomar...
    No se. Son tantas hipótesis que al final es posible que alguna cristalice, pero lo veo bastante complicado.
    La "mundialización" de los turismos Clase 1 es algo que ya se ha intentado sin éxito otras veces, cuando el DTM era fuerte, y no funcionó...
    En este panorama general de apatia y de incertidumbre, no se por que ahora los USA van a ver más atractiva esta categoría. Encima sin fabricantes estadounidenses implicados...

  • Carlos

    Yo le veo mucho sentido si no se disparan los costes con la hibridación. Además seria muy fácil trasladar la estética de un Ford Mustang o un Chevrolet Camaro a ésta categoría. El punto clave como siempre está en los costes. Ojalá saliera adelante.

    • M.A.

      El punto está en que Ford o Chevrolet quieran entrar en el juego. Cosa que no está tan clara.
      Porque el proyecto es inviable para un privado. Incluso para los potentes equipos americanos.

      • Carlos

        Evidentemente depende de que los fabricantes acepten involucrarse, pero como concepto lo veo más rentable y con mayor proyección a nivel de marketing que una categoría dpi basada en lmp2 con hibridación añadida.