Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

2 MIN

El futuro de la categoría LMP1 pasa por frenar su hibridación

Con las 24 Horas de Le Mans a dos meses vista y la promesa del Automobile Club de l'Ouest de desvelar allí su visión para la categoría reina más allá de 2020 (tras el fracaso del reglamento que presentó con motivo de la edición 2017), las especulaciones en torno a cómo será el nuevo reglamento son incesantes. Ya hemos hablado largo y tendido de la intención de acercar como mínimo estéticamente los LMP1 a los GT, pero el gran caballo de batalla sigue estando a nivel mecánico.

Aunque muchos aficionados echan la culpa a los carísimos sistemas híbridos de la delicada situación en la que se encuentra ahora mismo el Mundial de Resistencia, en especial al compararla con la buena saludo del WeatherTech SportsCar Championship estadounidense con sus DPi, para los fabricantes mantener la hibridación es clave. Pero ésta debe ser controlada como vienen dejando claro estos últimos días medios especializados como Sportscar365 y DailySportsCar.

Según el primero de ellos la solución puede pasar por un único sistema de recuperación de energía (hasta ahora se permiten dos y hace no tanto FIA y ACO apuntaban a un tercero...), puede que incluso estándar con el fin de rebajar costes. Y es que es clave contenerlos para que triunfe la intención de unificar reglamentos en las categorías reinas del Mundial de Resistencia y el certamen IMSA, lo cual abriría las puertas de Le Mans a un mayor número de fabricantes.

Ahora bien, está por ver que esta solución convenza a Toyota, quien por su fidelidad al WEC tendrá mucho que decir en las negociaciones. La marca japonesa ha sido una ferviente defensora de la necesidad de poner en pista tecnología propia, aún a costa de enfrentarse con un menor presupuesto a Audi y Porsche en el pasado. En todo caso hablamos de un reglamento nuevo que no se introduciría hasta finales de 2020.

Via | Sportscar365 y DailySportsCar Foto | Toyota

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable