El Jaguar F-Type Convertible de rallyes se despidió en Gales un año después de su presentación

 |  @fernischumi  | 

Seguramente es uno de los proyectos más exóticos realizados por Jaguar durante los últimos años, pero lo cierto es que el F-Type Convertible de rallyes consiguió en su momento lo que pretendían, llamar la atención. El Rally de Gales no solo tuvo la emoción de ver la lucha por los títulos, sino que también fue el momento en el que se vio la última exhibición del convertible de la firma británica en público.

Curiosamente, la unidad, de las dos existentes, que salió este fin de semana a la cita británica estaba pilotada por la campeona Junior del Nacional Galés de asfalto, Jade Paveley, encargada en este caso de entretener a los aficionados presentes en la superespecial de Colwyn Bay, la misma que cerraba la etapa del sábado, algo que permitió hacer tiempo a la espera de que llegaran los World Rally Cars después del retraso acumulado tras el accidente de Jari-Matti Latvala y la necesidad de neutralizar dicho tramo.

De esta forma se ponía fin a la corta trayectoria del F-Type Chequered Flag Limited Edition con más de 300 CV y modificaciones para cumplir con los estándares de la FIA. Sin nunca haber competido y como homenaje a su predecesor, Jaguar XK 120, apodado cariñosamente como ‘NUB 120’, el F-Type descapotable de rallyes se despidió solo 12 meses después de ser presentado en una acción que fue bonita mientras duró, pero que únicamente quedará para el libro de anécdotas y la memoria de los más privilegiados.

Lee a continuación: Control Stop. ¿Qué necesita Ott Tänak para ser campeón del Mundo en el Rally de Catalunya?