CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

2 MIN

El lento despertar de la categoría GT4

Eloy Entrambasaguas | 2 Ene 2018
Audi R8 GT4 entrega 2017
Audi R8 GT4 entrega 2017

¿Será 2018 la temporada del asentamiento definitivo de los GT4? Los hermanos pequeños de los GT3 llevan aquí desde hace una década gracias al certamen europeo impulsado por Stéphane Ratel, su ideólogo, pero no fue hasta hace un par de años cuando recibió un impulso importante por parte de las marcas. Ya se sabe, cuando los alemanes (Porsche, Mercedes, BMW, Audi...) apuestan por un reglamento ya se puede decir que éste ha triunfado. Sin embargo a los GT4 aún les queda camino por recorrer.

SRO ha decidido crear tres campeonatos más para GT4 esta temporada, Nórdico, Centroeuropeo y Belga, que se suman al Europeo, el Francés, el Británico y otros certámenes fuera de Europa en los que también tiene cabida estos vehículos, como Pirelli World Challenge, el SportsCar Challenge de la IMSA, las Blancpain GT Series Asia, el Super Taikyu nipón o nacionales en China y Australia. Pero más copas y trofeos no implican un mayor éxito de la fórmula.

Si nos atenemos a lo que van divulgando las marcas, las principales interesadas en que esto salga adelante, la mayor parte de ellas han estado entregando sus primeras unidades este invierno. Por lo tanto todos los certámenes nombrados tendrán parrillas llenas. Ahora bien, no por ello podemos ignorar que los GT4 se topan con unos límites claros. Aunque sean más glamourosos al tratarse de GT, los vehículos TCR no dejan de ser rivales en un mercado muy similar (e incluso algunas marcas apuestan a dos bandas, como es el caso de Audi).

Y sobre todo a los GT4 les faltan pruebas de relumbrón en las que luchar por victorias relevantes. Sí, los vemos en las 24 Horas de Nürburgring o citas de las 24H Series, pero no en las 24 Horas de Spa (que fueron claves en el éxito de los GT3) o las 24 Horas de Daytona y tienen un papel residual en otras carreras pertenencientes al Intercontinental GT Challenge de SRO (12 Horas de Bathurst, por ejemplo).

Así pues, tenemos una larga lista de marcas interesadas en vender sus flamantes GT4 y un supuesto interés por parte de muchos clientes pero también poco margen de acción. ¿Serán muchos los que se contenten con correr al volante de coches caros en eventos de escasa repercusión? ¿O no tardarán mucho algunos promotores en abrirle las puertas a estos vehículos?

Foto | Audi Sport