CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

El Rally de Finlandia es el primero en sufrir las limitaciones de velocidad de la FIA

Iván Fernández | 4 Abr 2017
mundial-de-rallyes-2017-finlandia
mundial-de-rallyes-2017-finlandia

Los organizadores del Rally de Finlandia se verán obligados a hacer lo que posiblemente ni ellos mismos querían. El miedo de la FIA a que los nuevos World Rally Cars sean demasiado rápidos en algunos tramos obligará a buscar soluciones artificiales para reducir la velocidad media de los coches en muchas de las especiales tradicionales de la cita nórdica, históricamente uno de los rallyes con las velocidades más altas junto a Polonia.

Suecia ya fue todo un toque de atención. En aquel momento, la FIA suspendió la segunda pasada por Knon después de que en el primer paso por dicho tramo del Rally de Suecia se rozaran los 138 km/h de media. En aquel momento la Federación ya daba un toque de atención: no se iban a permitir cifras como estas más adelante, e incluso realizaba la amenaza velada de que quien no lo cumpliera sufriría grandes recortes en su recorrido.

Ahora es el turno de los responsables del Rally de Finlandia de idear una forma de contener dichas velocidades para que la cita no corra peligro o se exponga a grandes cancelaciones. Especialmente Ouninpohja parece el gran problema, con velocidades medias que obviamente superarían en condiciones normales los 130 km/h. No es la única complicación, al menos en otros cinco tramos se podrían superar estas cifras, algo que preocupa aún más a la FIA cuando se suma a la realidad de que aún no conocemos el techo del potencial de los WRC 2017.

El propio Jari-Matti Latvala reconocía hoy mismo a Autosport que fácilmente se puede superar los 140 km/h de media en las especiales del sábado, entre las que se encuentran la propia Ouninpohja, Paijala o Pihlajakoski. No es la primera vez que se utilizan chicanes para reducir la velocidad media de los tramos o simplemente para dividir una sección rápida demasiado larga.

Esto es algo que habitualmente se ve en asfalto, especialmente en rallyes como Alemania, donde en el campo de pruebas militares los pilotos se encuentran grandes rectas que terminan en curvas de ángulo recto, e incluso en tierra, viendo ejemplos como el de Polonia en 2016, cuando se decidió instalar una chicane artificial con balas de paja entre las dos pasadas de un tramo al considerar que una zona era demasiado rápida para las pobres condiciones de grip que había al hacer acto de aparición la lluvia.

En esta ocasión, los responsables del Rally de Finlandia buscan hacer algo más natural (el año pasado utilizaron una incomprensible chicane realizada con tractores que fue muy criticada por los pilotos) y estudian presentar a la FIA una alternativa con más cruces siempre que sean posibles para evitar la instalación de “chicanes artificiales en mitad de la nada”. El siguiente en sufrirlo será Alemania, aunque en su caso parece ser más fácil frenar a estos nuevos World Rally Cars por la tipología de sus carreras y porque estamos más acostumbrados a ver sobre asfalto estas soluciones.

Para el que todavía no conozca lo que significa Ouninpohja:

Vía | Autosport