ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

El Super GT busca reducir el predominio de Bridgestone en la clase GT500

Tras el anuncio de Michelin, de retirarse de la clase GT500 al término de esta temporada, el Super GT permanece en la búsqueda de alternativas al predominio de Bridgestone, proveedor de diez de los quince equipos de la parrilla. Al respecto, busca que tanto Yokohama como Dunlop hereden los contratos de los dos actuales clientes de Michelin, que son la estructura NISMO y NDDP Racing. Sin embargo, tales opciones no lucen muy atractivas, sobre todo cuando se advierte que Yokohama ganó el mes pasado en Suzuka tras siete años de sequía en la GT500.

El anuncio de Michelin cayó de sorpresa en la organización y en los predios de Nissan, fabricante que deberá establecer contrato con un proveedor distinto, con la particularidad que el Fairlady Z ha utilizado neumáticos Bridgestone, con el Team Impul, y Yokohama, con el Kondo Racing, siendo Dunlop la opción no utilizada por estar afiliada a Honda. El Super GT observó con preocupación como este año los clientes de Bridgestone pasaron de nueve a los quince ya mencionados, lo que no deja de ser preocupante porque el objetivo no es constituirse en una serie monomarca en ningún aspecto porque ello significaría permanecer en vilo ante cualquier decisión corporativa que afecte sus intereses.

Para Masaaki Bandoh, presidente del Super GT, es importante tomar medidas para asegurar la participación de varios proveedores, en este caso que se mantenga la competición entre fabricantes de neumáticos. El detalle está en que Yokohama apenas suministra a dos equipos, el Kondo Racing Nissan y el Racing Project Bandoh, en tanto Dunlop está afiliado al Nakajima Racing. Admitió que existe temor en la organización porque Bridgestone se está haciendo muy fuerte y avanza en las propuestas de fabricar neumáticos de alto rendimiento a partir de materiales sostenibles.

En palabras de Masaaki Bandoh:

No se ha anunciado cuál fabricante de neumáticos usarán los equipos que actualmente usan Michelin el próximo año, pero por el momento, Yokohama solo tiene dos autos y Dunlop uno. Hay un nivel mínimo en términos de efecto de marketing y el propósito de participar para mantenerlos involucrados en GT500, por lo que en el futuro me gustaría discutir con cada fabricante cómo podemos fortalecer nuestra cooperación en esta área. Creo que existe el temor de que, sin Michelin, Bridgestone sea aún más fuerte. Esto es algo que tenemos que discutir más a fondo con Yokohama y Dunlop.

Vía Autosport

Cargando...