El Toyota #7 aprieta la lucha por el WEC 2018-19 con un nuevo triunfo en Shanghái

 |  @eloy_eg  | 

No deja de ser una batalla entre compañeros de equipo, pero la lucha por el Mundial de Resistencia 2018-2019 está más viva que nunca después de que José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi conquistaran su segundo triunfo de la temporada este domingo en unas 6 Horas de Shanghái pasadas por agua y marcadas por las interrupciones mediante Safety Car y banderas rojas. De hecho la prueba no empezó ‘de verdad’ hasta pasada una hora.

Tras dar unas pocas vueltas bajo Safety Car desde la hora prevista de inicio salió el mismísimo mandamás del WEC, Gérard Neveu, a explicar que la lluvia no permitiría competir hasta al menos una hora más tarde. Y la verdad es que fue preciso, pudiendo relanzarse la prueba aún con la pista en condiciones muy delicadas, lo cual propició un error de Pechito que aprovechó Sébastien Buemi para tomar el liderato. Sin embargo la intensidad de las precipitaciones volvió a incrementarse y un accidente del Aston Martin de TF Sport fue motivo suficiente para volver a suspender la prueba.

La segunda mitad de la prueba fue bastante más fluida, ahorrándonos al menos banderas rojas, pero el Safety Car arruinó estrategias y buenas actuaciones como la de Fernando Alonso, que vio esfumarse una preciosa ventaja de 20 segundos con respecto al coche #7. Era la segunda vez que le ocurría al #8 y terminó siendo definitivo, pues ni siquiera un tardío Safety Car por el accidente del BR1 #17 a veinte minutos del final dio la opción a Kazuki Nakajima de inquietar a Mike Conway por el triunfo.

SMP Racing se llevó una gran alegría pese al accidente del #17, pues el BR1 #11 de Button, Petrov y Aleshin alcanzó el tercer escalón del podio por delante del Rebellion #1, quien apretó en las últimas vueltas con André Lotterer al volante. De todos modos la carrera fue bastante decepcionante para la estructura anglosuiza, que no pudo aprovechar su buen ritmo sobre seco en libres y perdió una pieza a las primeras de cambio por el trompo bajo Safety Car de su coche #3, finalmente quinto por delante del BR1 de DragonSpeed. ByKolles sufrió un incendio al inicio de la carrera y debió abandonar.

Por detrás de los LMP1 la lluvia propició una situación inédita, pues séptimo absoluto de la general acabó el vencedor en GTE-Pro, el Aston Martin #95 de Sorensen y Thiim, que superó al mejor LMP2 (el #38 de Jackie Chan DC Racing autor ya de la pole). La pareja danesa logró así el primer triunfo del nuevo Vantage por delante de los dos Porsche oficiales, uno de los cuales protagonizó un incidente inicial al tocarse con el Ford GT líder en la primera curva. También en GTE-Am se impuso un Porsche, concretamente el #77 de Dempsey – Proton Racing (Campbell/Andlauer/Ried).

Estos resultados dejan a los pilotos de Toyota separados por 6 puntos en la clasificación general antes de que el Mundial de Resistencia se tome un largo descanso hasta la cita de Sebring en marzo.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Lee a continuación: Mike Conway y Kamui Kobayashi lideran el doblete en clasificación de Toyota en Shanghái

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • Slim Charles

    Decía Fernando que los privados no ganan porque no tienen una buena ejecución de la carrera. Media parrilla del WEC medio se mofaron medio se cabrearon. No ha pasado ni una carrera y ya ha quedado en evidencia.

    Callado estaría mucho, mucho más guapo. Porque te pones a ver las gráficas de tiempos y es alucinante la diferencia entre él y el resto en cuanto a velocidad y regularidad.

    La misma historia de siempre una y otra vez.

    • Basauri

      Decir que los Rebellion eran más rápidos, me parece el chiste del año. Eso sí, todo la prensa de cabecera, no ha parado de mostrar las velocidades a final de recta, para intentar darle la razón.

  • rauccete

    Uy, qué raro… si la victoria hubiera sido al revés seguro que esta entrada tendría más de 20 comentarios poniendo a parir a Toyota por regalar la victoria a Alonso, que si el WEC está amañado y demás sandeces….

    • Basauri

      Es que tampoco hay mucho que comentar, que no se haya dicho ya. Toyota hace y deshace a su antojo para “ganar” el campeonato. Digo ganar entre comillas, porque para Toyota todo lo que no sea un doblete, es un rotundo fracaso y aun ganando, no tengo muy claro si su imagen gana o pierde. A mí me parece que su imagen volvió a salir perjudicada este fin de semana. Esas estrategias tan a la defensiva, con el potencial que tienen, me parecen muy perjudiciales.

      • M.A.

        Yo tampoco tengo claro el provecho que Toyota vaya a sacar a estos triunfos. Aparte de poder colocar en sus Auris y Yaris la pegatina “WEC Champions”, ó “24 H Winners”
        (Cosa que han hecho todas la marcas cuando han podido.)
        Lo triste es que este suceso es portada y es comentado, y pasa casi sin pena ni gloria el hecho de que Toyota ha conquistado (este SI de VERDAD) el Mundial de Rallyes para marcas, por 5ª vez en su historia, superando a su rival japones Mitsubishi.
        24 años despues de la ultima vez.

    • Slim Charles

      Es innegable que ACO y Toyota quieren que Fernando gane para que ambos el WEC y las victorias de Toyota tengan relevancia, porque han sido ellos mismos (ACO y Toyota) los que han reconocido en varias ocasiones lo importante que es Fernando en cuanto a impacto mediático.

      Sabotajes en carrera no hay. Ni lo de Spa (este es el que más canta, pero viniendo de Toyota perfectamente puede ser un fallo honesto), ni lo de LeMans (fallo en el set up del 7 y Fernando se hizo un stint épico), ni lo de Silverstone (cagada del 7).

      Y sí, el WEC está amañado. No para Fernando, pero para Toyota. ¿Qué los privados nunca pueden estar a la altura de un híbrido? Pues amañado por omisión. El caso es que Toyota tiene una superioridad de clase. No es como lo de Mercedes en los 3 primeros años de la época híbrida, es más todavía. Es como si ponen un LMP2 a competir con los GT.

      PD: Lo de las órdenes de equipo en Spa podría ser pero teniendo en cuenta la presión que lleva Toyota este año por muchos factores casi que ni me parece sospechoso (ni siquiera con la espantá de ¿Kobayashi? en el podio).

      • M.A.

        Los apaños es que son de dos clases; los que te benefician y los que no.
        O sea, los que te gusta el resultado y los que no.
        Pero son igual de feos.
        Como decía Churchill sobre un espía; “es un HdeP.., pero es NUESTRO HdeP…”
        Lo de Toyota en el WEC, sigo pensando como dije el otro dia, que es dificilmente comprensible.
        Aun teniendo en cuenta la superioridad, como dice Basauri, no se si este WEC en general es beneficioso para su imagen. Y más metiendose en “jardines” como lo está haciendo.
        Sospecha de ir al limite con “cositas” del reglamento, como pasó en Silverstone. Sospecha de favorecer a uno o a otro. Ahora sospecha de haber cometido un error incomprensible…
        Quizá también está magnificado por el prisma “Alonso-Prensa Spanish-Media”. Quizá en otros paises se ve de forma menos apasionada, y se “acepta” ese “paseo triunfal” de Toyota, que al fin y al cabo lo es, de la marca y de los ingenieros. No hace falta un superclase como Alonso para “arrasar….”
        Desde aquí se verá siempre como “la gesta” de Alonso, sus super-stints, su contribución a ese campeonato de pilotos (que tienen garantizado para el #7 ó para el #8).
        Está claro que si gana el #8 será el resultado lógico, gracias a contar con uno de los mejores pilotos con que se puede contar actualmente (y hay que decir que esto es rotundamente cierto)
        Y si gana el mundial la tripulación del #7 será por un error de Toyota, un fallo mecanico, o un error de Nakajima o de Buemi. Seguro….

        • Slim Charles

          Supongo que llevan tantos años de pagafantas que ya incluso no ven mal irse con la más fea. Audi hizo igual y no tuvo un historial tan dramático antes de inflarse a ganar ediciones de LeMans (más bien no tenía historial). Supongo que ven el beneficio muy a largo plazo, cuando alguien entre en la wikipedia y vea que Toyota tiene 5 LeMans. O puede que eso sea un factor menor de tantos que le han hecho quedarse.

          • M.A.

            Es cierto, el caso de Audi no deja de ser parecido, pero (ya lo dije hace un tiempo) deja otra impresión.
            Quizá el hecho de que varios fabricantes “tontearon” con la categoría, y ahora no se ve ninguno que pueda hacerlo.
            Quizá el que la tecnología era más “accesible”, se suponía que cualquier marca que se lo propusiera podría entrar a competir con un esfuerzo no tan grande como actualmente…
            ¿Es el “precio” de la “era híbrida”? (lo mismo que estamos viendo en F1…)
            El hecho de que para entrar en una categoría, un fabricante deba aventurarse con tecnologías completamente nuevas….
            Por otra parte, Toyota no se puede decir que está de “pagafantas”. Recordemos que entraron en 2012, en el entonces creado campeonato WEC, y ganaron el mundial en 2014, frente a Porsche y a Audi…
            Que “valoren” más el chasco de Le Mans 2016 y la victoria 2018, obviando lo demás, es responsabilidad solo de ellos….

          • Slim Charles

            A ver, pagafantas entre comillas. Desde el siglo pasado son una potencia de la resistencia del más alto nivel. Y particularmente en LeMans se han mostrado superiores a los alemanes excepto el año de los 8 MJ.

            Pero a nivel de títulos, no han ganado ninguno que importe de verdad (aquí se viene a ganar LeMans, el resto importa mucho menos).

            Yo sí se, como cualquier aficionado que mínimamente siga el deporte, que Toyota ha sido un rival temible para las 2 marcas más exitosas de LeMans (y con mucho menos presupuesto) y contra estructuras que llevan aquí desde la época de los grupo C.

            Pero en cuanto a publicidad del público más amplio, eso no basta.

  • Vicenzo

    En temporadas anteriores del WEC (2016, 2015…) había equipos privados de LMP1, su situación era más precaria y nadie se acordaba de ellos. Normalmente no estaban ni entre los 5 primeros. Tenían una subcategoría de LMP1-L a la que prácticamente nadie le hacía caso.

    Ahora que los LMP1-privados están en los podios y con posibilidades de ganar, aunque sea por descarte, casi todos están llorando por ello. No hay que obviar que si hay más LMP1-privados es porque muchos han entrado con la esperanza de pescar ante debacles de Toyota, lo cual no es del todo improbable en resistencia.

    El Rebellion y el BR1 son coches muy nuevos hechos con mucho menos presupuesto y tiempo que los Toyota, lo cual es meritorio. Pero creo que debería existir más crítica hacia ellos desde el punto de vista de que deben mejorar sus coches y sus equipos, además de que se han visto fallos de fiabilidad y también de sus pilotos. Lo que no se puede pretender es que Toyota se lastre hasta dejar de ganar.