En Haas F1 están orgullosos de lo que han logrado

 |  @X3Humberto  | 

Gunther Steiner, jefe de Haas F1, celebró el hecho de que la metodología aplicada para con la escudería no resultó en la reiteración de los modelos de funcionamiento que empujaron a Caterham, Manor y HRT a salir de la categoría. Indicó que el solo hecho de no estar al fondo de la parrilla desde el debut fue un buen presagio de que todo lo que habían planificado y organizado se materializó de la forma correcta, sobre todo si se toma en cuenta que han sido competitivos y que además se adaptaron a las nuevas reglas de 2017 sin mayores traumas.

Para Steiner, nuevo equipo no debería ser sinónimo de vergüenza en sus primeras temporadas. Con Haas se tejieron muchas duda porque empezaba desde cero, tal como lo hicieron Lotus Racing, Virgin e Hispania en la temporada 2010, de allí que muchos entendidos presagiaron que estarían en la parte posterior siendo doblados en la mayoría de las carreras. Se entiende que los equipos mencionados se crearon con la idea de aprovechar un supuesto límite presupuestario que no llegó a cristalizar, pero también cambiaron de propietarios, casos Virgin e Hispania, y el resultado fue el mismo. En el caso Haas, se sustentaron sobre una asociación técnica con Ferrari y a partir de allí han logrado avanzar sin experimentar grandes dificultades.

Antes de ingresar dijeron que nunca lo haríamos. Luego dijeron que en la segunda temporada todo sería más difícil. Nunca respondería con arrogancia, pero todo lo sucedido aquí ya lo he hecho antes en mi vida y en mi carrera. Creo que hicimos un trabajo bastante bueno para una segunda temporada con un coche reglamentario completamente nuevo. No diría que somos una vergüenza. La competencia esta temporada fue muy fuerte en el centro de la parrilla, perdimos algunos puntos aquí y allá y al final allí estuvo la diferencia.

Vía | Autosport

Lee a continuación: Michael Andretti no entrará en la Fórmula 1 sin un gran patrocinador

  • Kmp787

    Tienen que mejorar mucho en consistencia. En esta temporada, tanto estaban en Q3 y luchando por puntos como en la siguiente carrera eran el penúltimo equipo en rendimiento. En cuanto a pilotos, Magnussen ha pasado de ser una estrella en ciernes a un piloto muy normalito y algo sucio, y Grosjean parecía desquiciado, quejándose sin parar y sin rastro de esos momentos de gran velocidad que de vez en cuando tenía. Teniendo en cuenta su vínculo con Ferrari, habría bajado del coche a uno de los dos y habría pedido la cesión de Leclerc, al que se le ve un potencial muy grande.