¿Es la Subida a Pikes Peak territorio para los vehículos eléctricos de producción?

 |  @fernischumi  | 

Los organizadores de la Subida a Pikes Peak dejaban entrever hace sólo unas horas un posible duelo en una de las categorías que hacen de teloneras a la verdadera lucha entre Unlimited y eléctricos. Los eléctricos de producción pueden tener en la mítica subida a la montaña de Colorado un buen lugar en el que medirse frente a sus rivales. Tesla ya estuvo el año pasado con el CEO de Go Puck, Blake Fuller, al volante del P90D y este año, Faraday Future estará presente si sobrevive hasta entonces como marca, con su FF91.

Hemos visto qué se siente al volante de un Peugeot 208 T16 PPIHC lanzándose por el asfalto de Pikes Peak, incluso hemos experimentado lo que es volar con un prototipo eléctrico y Rhys Millen al volante. Todo ellos son vehículos construidos exprofeso para la ‘Carrera hacia las nubes’, adaptados tanto mecánicamente como en la cuestión aerodinámica para superar los cientos de trampas que se encuentran en el recorrido hasta la cumbre.

Es por ello, que como homenaje y previniendo un posible duelo entre Faraday Future y Tesla en la edición de este año, hemos echado la vista atrás para repasar cómo fue la carrera realizada el año pasado por Fuller que además significó un nuevo record para la categoría de producción eléctrica, 11 minutos y 48 segundos, más de un minuto mejor respecto a la anterior marca.

En ella nos encontramos ciertas curiosidades, entre ellas, la molesta sirena de 120 dB que deben equipar todos los vehículos eléctricos para anunciar su llegada y que echa por tierra la experiencia. También podemos observar los principales problemas que supone competir en la Subida a Pikes Peak al volante de un coche de producción, o mejor dicho, los problemas que presenta hacerlo con un Tesla. En este caso, Fuller sufrió cierto sobrecalentamiento de las baterías en la parte final de la prueba, en este caso por la imposibilidad de refrigerar el conjunto en la zona de las horquillas.

Las suspensiones también se vieron algo perjudicadas según el Tesla fue escalando la carretera, en gran parte debido al sistema de gas que incorporan estos modelo y que obviamente sufrió el cambio en la presión.

Lee a continuación: A subasta 30 fotografías de la famosa imagen de Nico Rosberg en Suzuka