CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WTCR

6 MIN

Esteban Guerrieri logra el doblete en Hungría. Mikel Azcona se quedó con ganas de más

Iván Fernández | 18 Oct 2020
wtcr-temporada-2020-hungaroring-2
wtcr-temporada-2020-hungaroring-2

La Copa del Mundo de Turismos afrontaba este fin de semana la prueba de Hungaroring como la antepenúltima parada del campeonato, justo la previa antes de que el WTCR desembarque en el mismo lugar en el que está actualmente el Mundial de Motociclismo, Alcañiz. Tras un paso por Eslovaquia, en el que el equipo Comtoyou realizó una actuación excepcional y en el que Hyundai regresó a los podios, ayudados al bajón de rendimiento dado por Lynk&Co, ahora el circuito cercano a Budapest se iba a encargar de dar un soplo de aire a los Honda Civic Type R TCR.

Sería Esteban Guerrieri el encargado de lograr las poles, con el argentino encabezando un grupo en el que se entremezclaban los modelos japoneses con los de Lynk&Co, así como un Mikel Azcona que debe haber salido de Hungaroring con la sensación amarga de que este fin de semana podía haber logrado un resultado mucho más grande. La cosa para el español se empezaba a torcer ya desde la clasificación, cuando un error a la hora de salir de boxes por parte del equipo lo llevó a que no pudiera salir dentro del tiempo límite, encontrándose el semáforo en rojo al final del pit lane y por tanto no pudiendo lograr un registro con el que luchar por la primera plaza en parrilla.

El piloto de Zengő Motorsport había superado los dos cortes anteriores de Q1 y Q2 con el segundo y el mejor tiempo respectivamente al volante del Cupra León Competición TCR, por lo que quedó en evidencia que tenía velocidad para optar a la primera línea junto a Esteban Guerrieri, sin embargo, se tuvo que conformar con el quinto cajón al no haber podido realizar un tiempo para la última carrera del fin de semana.

La primera muesca para Esteban Guerrieri: 

Con tres carreras programadas para el domingo, estaba claro que cualquier error se iba a pagar muy caro y después de un fin de semana tan duro para los Honda como el de Eslovaquia, Esteban Guerrieri se propuso lograr el máximo botin de puntos posible en una pista en la que los Civic estaban encontrando muy buenas sensaciones. La primera cita, que se disputó en seco, tuvo al argentino en una posición dominante durante toda la prueba, aguantando los ataques de un Yann Ehrlacher que quería regresar al podio.

En la salida, mal arranque para un Azcona que caía a la octava plaza, mientras que Ehrlacher alcanzaba la segunda plaza escoltado en un primer momento por su tío, Yvan Muller, el cual tendría que hincar la rodilla frente al ritmo de Girolami, pero con un primer bloque muy agrupado y a la espera de cualquier error que les pudiera abrir una puerta en la estrecha pista magiar. Fue Mikel el que puso mucho picante a esta primera carrera, lo que permitió a los cuatro primeros marcharse, pero que dejó una bonita batalla con Attila Tassi, Jean-Karl Vernay, Lucas Engstler o Thed Björk.

Victoria para Guerrieri, con el podio completado por Ehrlacher y Girolami, mientras que Azcona sería sexto tras Tassi, con una clasificación con mucho sabor latino al contar con hasta cuatro pilotos hispanoparlantes en ese Top7.

Mikel Azcona pone "Paprika" a la segunda carrera:

Para la segunda carrera, el piloto húngaro Bence Boldizs partía desde la Pole al volante del otro Cupra León Competición TCR de Zengő, posición que no conseguiría retener por mucho tiempo si tenemos en cuenta que tras él se encontraban tío y sobrino al volante de los Lynk&Co 03 TCR, a los que se sumaban un Nathanaël Berthon que ha mostrado hasta ahora mucha velocidad a una vuelta, aunque ha pecado de una temporada muy irregular.

La primera vuelta estuvo marcada por los numerosos contactos que se produjeron en la bajada del primer sector, con Mikel Azcona en el medio del pelotón y tratando de adelantar a Vernay en un movimiento que terminaría en toque entre el piloto español y Girolami. El Honda tuvo grandes daños en la suspensión (el argentino fue considerado culpable de la colisión y se le aplicará cinco puestos de sanción en la parrilla de la primera carrera en Motorland Aragón), mientras que el Cupra debería retirarse finalmente al dañar seriamente la parte delantera derecha.

En todo este caso, los Lynk&Co se marchaban al frente, con Ehrlacher tomando la primera posición y escoltado por Yvan Muller, el cual hizo las veces de bloqueo para que su sobrino abriera margen. Un coche de seguridad después de un accidente entre Tom Coronel y Luca Engstler tiraría este trabajo por tierra cuando ya se encaraban las cuatro últimas vueltas.

Sin embargo, no habría más cambios, con el líder del WTCR 2020 ampliando su ventaja al frente de la general cuando apenas quedaba una carrera más para cerrar el fin de semana, acompañado por Yvan y Vernay en el podio, mientras que Urrutia y Berthón lograban el Top5 y Boldizs realizaba una gran actuación al contener tras de sí a los pilotos de Honda, Guerrieri, Tassi y Monteiro, con el portugués cerrando las 10 primeras plazas tras exhibir un muy buen ritmo desde los entrenamientos, aunque condicionado por una penalización al tener que cambiar el motor dañado de su Civic.

Triplete de los Honda para cerrar el fin de semana:

Guerrieri todavía tenía cosas por decir en la tercera prueba en Hungría, aprovechando su posición en la pole position para lograr la que era su segunda victoria este fin de semana, seguido por los otros dos Honda de Tiago Monteiro y de su compatriota argentino, Néstor Girolami, así como por un Jean-Karl Vernay que está sacando oro de cada participación con el Alfa Romeo de Mulsanne. Tassi, que llegó a estar en ese grupo delantero repleto de Civic Type R TCR, tuvo que ceder posiciones, siendo incluso superado por un Mikel Azcona muy agresivo y dispuesto a tratar de alcanzar el podio mientras que la presión de los Lynk&Co se hacía muy presente.

Azcona no se rindió, superando a Vernay y situándose cuarto, mientras que, en las plazas intermedias, Gabriele Tarquini daba algo de esperanza a los Hyundai i30 N TCR al adelantar a Erhlacher y colocarse en la séptima plaza, justo por detrás de Attila Tassi que había conseguido frenar la sangría de posiciones. La octava plaza de Yann le permite seguir líder con 22 puntos de renta sobre Guerrieri y 55 puntos sobre Yvan Muller. Las cinco primeras posiciones se completan con ese duelo franco-argentino, con Girolami cuarto, empatado a 106 puntos con Vernay, 63 menos que el primero.