Exhibición americana en la visita de la IndyCar a Texas

 |  @eloy_eg  | 

Como en los viejos tiempos de la IRL. Texas, uno de los trazados más fieles a las IndyCar Series, asistió el pasado sábado de madrugada a un resultado anómalo en lo que es este campeonato hoy por hoy. Cinco pilotos estadounidenses (todos ellos formados en circuitos ruteros o directamente en Europa) ocuparon los cinco primeros puestos, llevándose el triunfo el ahora aún más líder del campeonato Josef Newgarden.

Eso sí, la carrera empezó con Takuma Sato en la pole, en una nueva muestra del gran estado de forma del piloto de Rahal Letterman Lanigan. Pero tras liderar el primer relevo el japonés cometió un error de cálculo al ir a realizar su primera parada y se llevó por delante a uno de sus mecánicos, quedando definitivamente rezagado. Pese a que Scott Dixon se mantuvo tras Sato durante las primeras vueltas, las paradas permitieron a Ryan Hunter-Reay situarse al frente, mientras atrás Alexander Rossi venía progresando de manera impresionante aunque debiendo echar un ojo al impetuoso Colton Herta.

Con cierto miedo sobre el consumo se llegó al último cuarto de carrera, en el que Alexander Rossi asaltó la cabeza de carrera, pero una grandísima estrategia de Penske permitió a Josef Newgarden pasar por delante de rotos y situarse al frente tras una carrera muy discreta del líder del certamen hasta ese momento. Y un accidente de James Hinchcliffe reagrupó al pelotón con una veintena de vueltas por delante, lo cual disparó los nervios. Lo pagó caro el más novato, Herta, que sintiéndose fuerte se lanzó por el interior a por Scott Dixon tras superar por tercera vez en carrera a Rossi, sufrió subviraje y acabó también con la carrera del neozelandés mientras Rossi libraba de forma milagrosa.

El accidente nos brindó un final al sprint en el que Alexander Rossi intentó por todos los medios adelantar a Josef Newgarden, mas una vez más debió conformarse con acabar tras el de Penske y ver cómo la distancia en la general se vuelve a ampliar. Sorprendió Santino Ferrucci con una carrera muy inteligente que le llevó hasta el cuarto puesto tras Graham Rahal, siendo el quinto estadounidense Ryan Hunter-Reay. Pagenaud, Ericsson y Bourdais fueron los otros pilotos en la vuelta del líder al caer la bandera a cuadros.

La IndyCar se toma ahora un respiro y regresará a la actividad dentro de dos semanas en Road America.

Foto | IndyCar Series

Lee a continuación: Marcus Ericsson quiere quedarse en la IndyCar, aunque no renuncia a probar de nuevo en Fórmula 1