CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Fernando Alonso logra sus primeros puntos del año en una carrera loca en Bakú

Àlex Garcia | 25 Jun 2017
Fernando Alonso GP Azerbaiyán 2017
Fernando Alonso GP Azerbaiyán 2017

Tras la sesión clasificatoria del día de ayer, nadie hubiera apostado por una posición de puntos de Fernando Alonso. En el circuito donde el motor ha sido más importante en lo que llevamos de temporada, un caos importante y una loca carrera ayudó a que Fernando Alonso y McLaren lograran sus primeros puntos de la temporada gracias a un noveno puesto del asturiano. Se trata de un buen resultado dentro de lo que es la temporada 2017 pero pudo haber sido mucho mejor de haber tenido una máquina más competitiva y un motor con un rendimiento a la altura de los de los rivales.

Los primeros compases de la carrera fueron buenos para Fernando Alonso, ganando varias posiciones y mostrándose agresivo pero con sus ataques bajo control. Si algo contaba ayer el bicampeón del mundo tras la sesión clasificatoria era que la manera de sacar provecho el domingo sería evitar los errores propios mientras esperaba que los cometieran los demás pilotos. A lo largo de la carrera, poco a poco fue ganando posiciones con una parada a boxes bien cuadrada. Pero quizás lo mejor del Gran Premio fue ver como Alonso era capaz de atacar a otros coches, mayormente peleando con Stoffel Vandoorne y los Sauber.

En un momento dado también intentó atacar a Kevin Magnussen a bordo del Haas pero tal y como explicó tras bajarse del coche, Alonso era consciente de la imposibilidad de batirle y su ataque era "sólo" una estrategia defensiva para ganar velocidad punta y poder marcar mejores tiempos y tener más opciones de defender su posición. Pero con el motor Honda y su falta de potencia, a pesar de toda la fortuna recibida a lo largo de la carrera y la buena actuación del piloto que había logrado sacarle provecho a la misma, había que bajar de nuevo al mundo real para enfrentarse a los demonios de este año.

Las últimas vueltas han servido como recordatorio de la realidad de la temporada 2017. Alonso llegó a ocupar la cuarta posición pero con un MCL32 que es insuficiente para pelear por las posiciones de cabeza, pronto se vio superado por los pilotos que le perseguían hasta que se asentó en octava posición. Tras el asturiano, Carlos Sainz venía noveno, encendido y buscando recuperarse de un inicio complicado. El madrileño no encontró tanta resistencia como la que podría haber ofrecido Alonso con una máquina más competitiva y tuvo que conformarse con un noveno puesto positivo pero inferior a lo que pudo haber sido.

Seguramente hay que profundizar más en la carrera, una palabra sería poco para resumirla. Ha salido todo de cara y ha sido uno de esos días en los que por eliminación vas ganando problemas 'semi-gratis' por problemas ajenos. Es una pena que luego no pudiéramos mantenerlas porque en situación normal deberíamos haber ganado la carrera o por lo menos estar en el podio porque estaba con Ricciardo cuando salió el Safety Car. Hamilton perdió el reposacabezas, Vettel tuvo la penalización, los Force India fuera, Räikkönen se retiró... Aún con todo, coger dos puntos en Bakú habría sido algo imposible de pensar antes de este fin de semana y es el primer circuito donde puntuamos. Hoy en las rectas teníamos problemas de baterías y velocidad punta y nos beneficiamos mucho cuando tenemos un coche delante nuestro, ya que ganamos seis o siete décimas así que me interesaba tener a Magnussen delante para tomar su rebufo. Atacarle era una estrategia defensiva pero no fue posible.