ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

4 MIN

Fernando Alonso sigue sacando oro del Aston Martin

Fernando Alonso volvió a completar en Japón una carrera de resiliencia. El piloto asturiano sabía que las simulaciones no eran del todo halagüeñas (aunque Mike Krack matizara posteriormente lo de la novena posición teórica), por lo que quiso arriesgar desde el primer momento, montando el neumático blando en parrilla con el objetivo de ganar o mantener posiciones en ese grupo delantero y después sacar codos durante la carrera para tratar de conservar la mayor cantidad de puntos.

Y de nuevo le salió bien como ya se pudo ver en Jeddah y casi en Australia (de no ser por la sanción). El asturiano no pudo ganar plazas en ninguna de las dos salidas, pero tampoco perdió ese quinto puesto que le permitió rodar prácticamente en tierra de nadie con el compuesto blando y así gestionar lo máximo posible la vida del mismo. Mientras que otros pensaban que las altas temperaturas registradas en parrilla hacían que el neumático clave para la resalida sería el duro, Alonso siguió apostando por el de los flancos rojos, acompañado por más pilotos al comprobar todos ellos que tras nublarse, el desgaste podría ser menos del esperado.

Sin embargo, fue Alonso el que mejor lo hizo con esa estrategia apostando por el blando y reconociendo posteriormente que no tenían otra rueda para comenzar. El ovetense consiguió hacer durar la goma y mientras que otros sufrían con el duro, los cronos de Fernando se mantenían constantes, permitiéndole alargar su parada.

No confiaba del todo porque no sabía qué ritmo tendrían los otros al final. Pero creo que es mi mejor gran premio… o uno de los top-5 de siempre para mí. La vuelta de clasificación para ser quinto en parrilla, y ahora el sexto puesto en carrera está completamente fuera de posición. Estoy muy orgulloso. No teníamos otra rueda disponible, desde el jueves pensábamos que la mejor estrategia sería blando, medio y duro y es lo que hicimos. No sentí penalización con el blando, estaba bien. Creo que no fue mal – Fernando Alonso

Con los Mercedes sufriendo para hacer una estrategia de sólo una parada y con un Oscar Piastri que no conseguía aprovechar que estaba en zona de DRS para adelantarle, el sprint final tuvo a Alonso como protagonista, demostrando una vez más su inteligencia en carrera al mantener al de McLaren lo suficientemente cerca como para darle DRS (se guardó margen con la batería en la recta de atrás) y así evitar que George Russell pudiera superar al oceánico para marcharse en su persecución aprovechando el neumático medio que había montado el británico para terminar la carrera.

Somos el quinto coche con bastante margen por detrás del cuarto, y con ventaja sobre el sexto. No nos podemos comparar con Ferrari, McLaren, Red Bull y Mercedes. Terminar sexto es completamente inusual, también lo hicimos en Australia, y quinto en Jeddah. Estamos ejecutando las carreras muy bien cuando el resto experimenta con la estrategia, y nos aprovechamos. Aunque tenemos que mejorar el ritmo – Fernando Alonso

Por las declaraciones de Alonso, sigue quedando claro que actualmente no pueden considerarse candidatos al podio. Ferrari está claramente como la segunda fuerza (llevan un doblete y podios en todas las carreras) y McLaren está poco a poco creciendo. Por ahora, Alonso está aprovechando esas brechas de rendimiento que deja Mercedes, todavía en un mar de dudas en cuanto al monoplaza de este año, sin embargo, esto no quiere decir que esa oportunidad vaya a durar todo el año. Especialmente si tenemos en cuenta las amargas quejas de Lance Stroll sobre la velocidad punta de su monoplaza y que llegamos a un circuito como el de Shanghái, famoso por su recta de atrás.

 Hay un par de cosas previstas para mejorar el coche, este paquete es la base para lo que llegará después. Aun así, sumamos más de lo que merecemos en la pista y los cambios de ruedas son geniales, en el segundo ‘pit-stop’ pensaba que no me habían cambiado todas las ruedas de lo bien que había ido. Eso hace posible que logremos los resultados, pero el ritmo no está donde queremos y en eso debemos concentrarnos. Shanghái es un circuito de tren delantero con esas curvas largas, como en Australia espero que Ferrari y Red Bull sean muy rápidos. Tenemos un DRS muy poderoso y quizás ayuda en la recta larga – Fernando Alonso

Cargando...