Ferrari, corto y al pie: decepcionados con la FIA y se niegan a responder

 | 

Siempre se habla de que hay una imagen que vale mil palabras. Las palabras sobran en muchos casos. Como dice el famoso refrán, mejor parecer tonto que abrir la boca y confirmarlo. Más o menos pasa con Ferrari, aunque en este caso tira más al hastío respecto a los medios de comunicación por una acción en pista. Una acción que sí, ha generado polémica, pero ha dañado la imagen de los de Maranello. Porque ni siquiera han dado una opinión con sustancia. Se han negado a responder a la presente en el Paul Ricard sobre el tema candente del día: la decisión de la FIA sobre el GP de Canadá.

Injusta o no, se trata de una decisión tomada en carrera. Apelar como han hecho los de Mattia Binotto era incongruente y supérfluo, ya que la FIA no van a cambiar un resultado de un Gran Premio por una sanción de cinco segundos. Dicha sanción, y eso ya depende del punto de vista de cada uno, que es lógico aplicar si se hila muy fino. ¿Que vale una victoria? Sí, la valió. ¿Se debió apelar? Aquí es dónde pecan. Un pecado que les hace recular y no ahondar en la cuestión.

"No comentaremos mucho sobre la decisión. Estamos molestos y decepcionados. No sólo decepcionados por Ferrari, también por los fans y el deporte", ha comentado Binotto de forma directa y corta.

Dar vueltas al mismo árbol no va a hacer que este dé sus frutos, y ante una situación así, mejor mirar al frente y al futuro. El equipo empezó la pretemporada como el coco del grupo, y pese a que pudieron luchar por la victoria de forma directa en Baréin y en Canadá, esas aspiraciones no han sido la tónica en un 2019 que se les ha puesto muy cuesta arriba. No sólo buscan mejorar (han traído una retaíla de piezas nuevas que, en mayor o menor medida, han funcionado. El propio Binotto confirma que mantendrá la nueva versión del alerón delantero, entre otras piezas no especificadas.

Al respecto de ese rendimiento en pista, el italiano está bastante contento con lo visto en ella. No es inesperado el ritmo, pero por lo menos confirman los datos que poseían. Incluso se permiten el lujo de negar unos rumores sobre la descoordinación del CFD y los datos de pista. Admiten sus puntos fuertes y débiles, y quieren maximizarlos a su vez que alumbran el camino al futuro.

"Estamos bien en los primeros sectores, pero en el tercero perdemos. Más o menos como ocurría en Barcelona, y no es nada inesperado. Así son las características del coche. Aún queda rendimiento por encontrar", ha concluído Binotto.

Dejar el pasado y centrarse en el presente y el futuro. A lo hecho, pecho. Podríamos hartarnos a poner refranes que hacen referencia a la actitud de Ferrari ante la decisión de la FIA. Pero, entonces, pecaríamos de lo mismo: dar vueltas a un tema que, de lo supérfluo que es, debería estar cerrado desde hace dos semanas.

 

Foto | Ferrari Media Services

 

Lee a continuación: Bloc de notas desde Le Castellet 2019: Jueves