CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Ferrari no apoya la idea de Red Bull de congelar los motores

red-bull-honda-2021-motores-congelados-2

Promete ser el culebrón de los próximos meses. La marcha de Honda a finales de 2021 deja a Red Bull y a la Scuderia AlphaTauri sin el socio y proveedor de motores que tanto habían buscado lejos de la figura de Renault. La firma de las bebidas energéticas tiene por tanto medio año para seleccionar su suministrador de cara a 2022, o llegado el caso, llegar a un acuerdo con Honda para quedarse con la propiedad intelectual de las unidades de potencia y seguir empleándolas.

Obviamente para Red Bull el escenario más negativo en el caso de elegir esta última opción es que los motores sigan desarrollándose en los próximos años, sabedores de que actualmente no tienen el musculo de sus rivales para poder afrontar la evolución mecánica por su cuenta. Es por ello que buscan que la Fórmula 1 congele la normativa de propulsores y se renuncie en los próximos años a cualquier actualización radical, lo que les permitiría seguir empleando los bloques Honda y optar a la victoria.

Ha sido el propio Helmut Marko el que ha confirmado al medio alemán Auto Motor und Sport que la opción predilecta de Red Bull sería la de quedarse con los motores Honda y gestionarlos ellos mismos, con el fin de contar de esa independencia respecto a los tres motoristas que seguirán en la Fórmula 1 a partir de 2022, todos ellos con sus propias escuderías de fábrica. ¿La amenaza por no congelar los motores? Pues sencillamente Red Bull juega su carta fuerte de poner sobre la mesa la posible marcha de sus dos escuderías de la parrilla, lo que dejaría el campeonato en el caos absoluto tal y como hemos destacado en otras ocasiones. ´

Ferrari no quiere renunciar a los combustibles sintéticos: 

Es en este punto cuando surgen dos corrientes, mientras que Mercedes-Benz parece estar en modo “control de gastos”, por lo que no parece estar tan en desacuerdo con la propuesta de Red Bull al menos a corto plazo, seguramente con el objetivo de tampoco tener que afrontar el desarrollo de un motor desde cero, en Maranello la corriente es distinta. No quieren congelar un motor que está lejos en términos de prestaciones. Ferrari y Renault no han cerrado la puerta a suministrar motores a los dos equipos de los toros rojos, por lo que hablar de congelación no parece que sea el camino que más convence a ambos.

En el caso de Red Bull Racing, se está notando su concepción como empresa de bebidas energéticas y sin relación directa con la industria automotriz. La premura que se están dando los motoristas para evaluar nuevas tecnologías o sistemas más respetuosos con el medio ambiente no es la misma que puedan tener los de Milton Keynes. Según la información de AMuS,Ferrari quiere introducir cuando sea posible los combustibles sintéticos, algo muy en la línea de lo que ha defendido la FIA, y para ello se necesita adaptar los motores, empezando por la introducción de nuevas culatas.

Vía | AMuS