Ford v Ferrari: un último vistazo a la película que nos volverá a enamorar [Vídeo]

 |  @fernischumi  | 

Preparad palomitas porque el próximo 15 de noviembre se estrenará en cines Ford v Ferrari, la película en la que se tratará la historia de Carroll Shelby y el piloto británico Ken Miles que llevó a Ford a vencer las 24 Horas de Le Mans de 1966 frente a la todopoderosa Ferrari. Con Matt Damon y Christian Bale ocupando ambos papeles respectivamente para contarnos la intrahistoria de cómo se desarrolló todo el proyecto entre bambalinas después de que el gigante de Detroit no pudiera convencer a Enzo Ferrari de la compra de la marca del cavallino.

En el último tráiler de la película proporcionado por 20th Century Fox, podemos echar un pequeño vistazo a cómo se trata en el film la relación entre Shelby y Miles, desde una perspectiva muy intimista y que ya resultó muy entretenida cuando se lanzó ‘Rush’, en la que se habló de la rivalidad histórica entre Niki Lauda y James Hunt.

Queda la duda de si se planteará también el polémico tema del que se habla en el libro “Twice Around the Clock: The Yanks at Le Mans”, en el que se explica precisamente como se realizó un sospechoso cambio de freno en el coche de Miles lo que le hizo perder dos de sus cuatro vueltas de ventaja sobre el segundo de los GT40 de Ford. Tras ceder las otras dos por distintos problemas, desde Ford les dijeron que la carrera terminaría con los dos coches en la misma vuelta (el tercero estaba a más de 12 vueltas) y que ACO estaba de acuerdo con que llegarán en lo que se conoce como una “dead heat finish”, lo que con el tiempo ha pasado a ser algo así como la “photo finish” cuando dos o más competidores llegan al mismo tiempo a la meta.

Miles levantó el pie para que McLaren y Dick Hutcherson le aclanzaran y ver juntos la bandera ajedrezada, sin embargo, ACO había cambiado de opinión y no estaba dispuesta a declarar un empate en la primera posición. Bruce McLaren se pondría ligeramente por delante al llegar, lo que le daría la victoria finalmente a su Ford GT40. Dos meses después, Ken Miles fallecía en un accidente probando un prototipo de competición de Ford. Se podría haber convertido en ganador de Daytona, Sebring y Le Mans.

Lee a continuación: En Bentley analizan construir un Hypercar para regresar a Le Mans

  • M.A.

    No creo que vea esta peli.
    Por lo visto hasta ahora, parece que hay demasiados elementos de inexactitud y de parcialidad como que para mi pierda bastante de sus atractivos.
    Solo me falta el titulo que se ve en la imagen; "tomaron el sueño americano para darse una vuelta...."
    Pues que les aproveche su "sueño".
    Si quiero ver superhombres made in USA, directamente me voy a ver la del Capitán América. Por lo menos en esa si que sabemos que parte hay de realidad y que parte de ficción.
    En fin, sé que me direis exagerado. Puede. Pero es lo que pienso.

    • Nico

      Se echa mucho en falta que la gente que hace estas películas de automovilismo ame el deporte en verdad, y que no tenga mensajes y panfletos patrioteristas que vender. Rush quizá siga siendo la mejor en tiempos recientes. Aunque admito que no ví la película de Ferrari que hicieron hace unos años. La que se titulaba "Carrera hacia la inmortalidad". No tuvo tanta repercusión como Rush.

      • M.A.

        Carrera a la inmortalidad es más como un documental que un biopic.
        Yo compré el DVD pero aún no lo he visto, lo tengo más de un año sin desprecintar..
        También la de "1" y la del Ferrari 312.
        Pero todo esto son más bien documentales, como digo. No se puede comparar con "Rush", por ejemplo.
        "Rush", como biopic, tiene los fallos que tienen este tipo de películas, el pretender dramatizar algo (la vida) que ya es demasiado dramática a veces. Es el genero donde más choca la fantasía con la propia realidad.
        Lo mismo se puede decir de la peli de "Ferrari", de Sergio Castellito. Aún más dificil dada la personalidad del personaje, y de la quasi-idolatría que le profesa un gran numero de admiradores.
        Pero una cosa es tener los fallos y/o imprecisiones inevitables, y otra "interpretar" la hístoria a conveniencia.
        Si pretendes contar una historia solo para pasar el rato, está bien, pero si quieres "vender" la historia como "real" pero a tu gusto, o al de tu público, pues te arriesgas a que a otro publico no le acabe de gustar.
        Por lo demás, nada mas que objetar. El que la vea y le guste, y disfrute, pues me alegro por el.
        Yo, como digo, si tengo la oportunidad de verla, igual la veo, pero no voy a correr al cine el día de su estreno. Eso seguro.

    • Inohcna

      A este tipo de películas les sobra todo el aire hollywoodiense que les meten a absolutamente todas las películas que hacen últimamente. Me refiero a esos comentarios graciosos que se meten en el tráiler para que la gente vaya a verla, y luego llegado el caso al menos puedan decir que fue divertida a ratos; a esos momentos patrióticos para ganarse a su público, a esa manera de barrer siempre la historia hacia su lado, entre otras cosas haciendo entender al público que Ford en este caso era el David cuando realmente era el Golliat; ese momento que no me puede rechinar más que es cuando Miles agrede físicamente a Shelby y los dos acaban tan amigos tomándose una Coca-Cola, que no falte la publi...
      En fin, son recursos que no aportan mucho a la historia y que a mí siempre me suenan a trucos para hacer entretenido un guión pobre que no es capaz de serlo por sí solo. Se echa de menos un guión serio que dé importancia a la trama principal sin buscar forzadamente la risa y la epicidad, a veces la historia lo es por sí sola y otras veces no. Pero si simplemente no eres capaz de hacer una película entretenida sin edulcorar mucho la historia o sin recurrir es estos trucos, cambia de guionistas o cambia de historia.
      Por cierto, si alguien sabe si la agresión de Miles a Shelby fue real, si ocurrió o simplemente se la inventan en la película, se agradece información.