Gary Paffett amplía su renta al frente del DTM en Zandvoort

 |  @eloy_eg  | 

Una victoria y un segundo puesto afianzan a Gary Paffett como líder del DTM 2018 y acercan a Mercedes a despedirse del campeonato en lo más alto. El británico se impuso con comodidad en la carrera del sábado y sólo se vio superado por René Rast el domingo, después de que el vigente campeón acertara estratégicamente al realizar el cambio de neumáticos obligatorio en la primera vuelta de carrera.

En lo que viene siendo ya tónica habitual esta temporada Mercedes dominó la primera sesión de clasificación del fin de semana en Zandvoort, logrando la pole Gary Paffett por 60 milésimas de diferencia sobre Wehrlein, ocupando la segunda fila de la parrilla otros dos pilotos de la estrella, Di Resta y Auer. Glock y Wittmann fueron los mejores BMW, en quinta y sexta posición, mientras que Audi mostró ciertos signos de recuperación al lograr el héroe local Robin Frijns ser séptimo. Dani Juncadella debería afrontar esta primera carrera desde la 14º plaza en parrilla.

El dominio de Mercedes en clasificación tuvo repetición en carrera, pues los cuatro primeros clasificados volvieron a ser los mismos aunque en distinto orden. Gary Paffett no falló en la salida y pese a que Pascal Wehrlein amenazó con ir por libre y presionarle, una parada en boxes retrasada abrió la puerta a que Paul di Resta le superara en la lucha por la segunda posición. Un Safety Car por accidente de Nico Müller tras un pinchazo amenazó con animar la prueba, pero tan sólo permitió que también Lucas Auer adelantara a Pascal Wehrlein para finalmente ocupar el tercer escalón del podio. Robin Frijns sumó un buen resultado en casa al ser quinto, seguido de Glock, Wittmann, Farfus, Eriksson y Green. Dani Juncadella paró pronto y parecía en disposición de luchar por los puntos, pero tropezó dos veces con la misma piedra, Edoardo Mortara, lo cual frenó su progresión. Acabó 16º.

No hubo repetición del dominio de Mercedes el domingo pero sí aplastamiento en clasificación por parte de Gary Paffett, que endosó medio segundo a sus más inmediatos perseguidores, Philipp Eng y René Rast. En clave de campeonato dejaba además bastante atrás a Marco Wittmann (12º) y Timo Glock (18º). Dani Juncadella mejoraba con respecto al primer día y lograba situar su Mercedes en undécima posición para la segunda carrera.

Sin embargo ésta no tenía preparada una sorpresa. Cuando todos esperaban ya un fin de semana perfecto por parte de Gary Paffett renacieron Audi y René Rast. El aún vigente campeón paró a las primeras de cambio y la estrategia salió a las mil maravillas, superando a sus rivales a medida que estos realizaban sus paradas. Las altas temperaturas vividas en Zandvoort hacían pensar que Rast caería de maduro (como por ejemplo le ocurrió a Juncadella, que paró en la vuelta 2 y debió parar de nuevo), pero ni siquiera un Safety Car por toque entre Green y Spengler dio a Paffett la oportunidad de recuperar la cabeza de carrera, debiendo conformarse con el segundo puesto por delante de Di Resta. Eng, Farfus, Wehrlein, Müller, Mortara, Auer y Glock completaron la zona de puntos, acabando Juncadella 12º.

Su maravilloso fin de semana en Zandvoort deja a Gary Paffett con 27 puntos de ventaja sobre Paul di Resta y 47 sobre el siguiente rival y primer BMW, Timo Glock. Mercedes disfruta además de un amplio dominio igualmente por equipos y marcas. La próxima cita del DTM 2018 tendrá lugar dentro de un mes en Brands Hatch.

Foto | Daimler

Lee a continuación: Sébastien Ogier planea debutar en el DTM de la mano de Mercedes-AMG