Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

Glickenhaus ya no oculta las formas de su 007 LMH. ¿El rival de Toyota para Le Mans?

De ser uno de esos sueños locos a convertirse en uno de los fabricantes que primero nos ha mostrado imágenes de los avances que está sufriendo en la actualidad su próximo coche para competir en las 24 Horas de Le Mans bajo la reglamentación LMH. A tenor de los mostrado, faltará todavía tiempo para verlo rodando sobre el asfalto y ni tan siquiera estamos seguros de que puedan llegar a tiempo para competir en Sebring, sabedores del esfuerzo que esto supondría y más aún en estos tiempos de pandemia, sin embargo, la Scuderia Cameron Glickenhaus quiere también tener un papel protagonista.

Coincidiendo con el fin de semana en el que el Mundial de Resistencia retoma la actividad, el fabricante estadounidense ha hecho públicas nuevas imágenes del Glickenhaus 007 LMH, el coche con el que competirán entre los Hypercars a partir del próximo año frente a ByKolles o Toyota GAZOO Racing. ¿Significa esto que van con retraso y que difícilmente estarán con los dos coches prometidos en Sebring, Le Mans y Spa-Francorchamps?

No necesariamente. Las fotos del modelo a escala en el túnel del viento han sido publicadas hoy en redes sociales por la Scuderia Cameron Glickenhaus, sin embargo, la primera de esta maqueta ya se mostró el 1 de junio, no pudiendo apreciarse demasiadas diferencias en el frontal y las branquias de las ruedas delanteras respecto a las fotografías mostradas hoy. Obviamente el diseño sí ha evolucionado respecto a los primeros teasers, e incluso se puede apreciar que el cockpit ha crecido en cuanto a dimensiones, ajustándose poco a poco al cambio de la normativa técnica que ha ido sufriendo el WEC durante los últimos meses.

El corazón italiano dejó paso al savoir faire francés:

Debemos recordar que SCG fue uno de los grandes damnificados en las idas y venidas en torno a la reglamentación, especialmente con la fallida entrada de Aston Martin. La estructura de Jim Glickenhaus pretendía emplear un motor V6 biturbo de la firma Alfa Romeo, algo que no se pudo llevar a cabo por el aumento de potencia que implicaba el Aston Martin Valkyrie.

Esto los llevó a trabajar con el experto motorista francés Pipo Moteurs, el cual ha trabajado con M-Sport en el motor del Bentley Continental GT3, en el WRC con Peugeot, Ford o Hyundai y en RallyCross con Ken Block y Peter Solberg. Será por tanto una evolución del motor de cuatro cilindros en línea turbo que emplean sus equipos en rallyes y en World RX en la actualidad, consiguiendo así un motor V8 biturbo que conserva la arquitectura de la culata, las válvulas, la sincronización y gran parte de los elementos, aunque en este caso no tendrá tecnología híbrida como sí se espera con el Toyota.