CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros rallyes

5 MIN

Guerlain Chicherit se estrena con el Hunter T1+ ganando el Rally de Marruecos

Iván Fernández | 6 Oct 2022
rally-marruecos-2023-w2rc-3
rally-marruecos-2023-w2rc-3

Sí, el mes de octubre suele ser una especie de antesala del Rally Dakar gracias a la disputa de uno de los principales rally-raids internacionales, el Rally de Marruecos. De un tiempo a esta parte, la cita africana ha cobrado incluso más importancia ya que, suele ser el escenario en el que la organización, ODC, también bajo el mando de David Castera, pone en práctica algunas de las novedades que veremos en el siguiente mes de enero, sin embargo, en este 2022 ha sido incluso más importante ya que se da el pistoletazo de salida a un mes de octubre en el que también tendremos otra cita del Campeonato del Mundo de Rally-Raids, el Rally de Andalucía.

Por delante había una prólogo y cinco etapas que iban a servir para medir fuerzas entre los principales equipos, especialmente en coches, donde iban a coincidir el equipo Prodrive con las incorporaciones de Guerlain Chicherit y Orly Terranova (que ya corrió el Dakar con ellos), la Toyota GAZOO Racing liderada por Nasser Al-Attiyah y los Audi RS Q e-tron E2 con todas las novedades desarrolladas en los últimos meses y que deberían permitir pelear al híbrido eléctrico por la gloria en el próximo Dakar después de haber ganado el Arabia Saudi Desert Challenge a principios de año con Stéphane Peterhansel.

Al contrario que en otras ediciones, la carrera marroquí no fue un absoluto paseo de Al-Attiyah, el cual sí comenzó dominando la prólogo por delante de Al-Rajhi y del propio Sébastien Loeb, su gran rival en la lucha por el campeonato del W2RC de esta temporada. Un paso más atrás los Audi, en este caso con Ekström como referencia, pero seguido muy de cerca por Carlos Sainz en un primer recorrido que apenas sirvió como toma de contacto y para determinar las posiciones de salida de la primera etapa.

A partir de ahí han sido cinco días de lucha cerrada y etapas al ataque en las que seguramente ha resultado vencedor uno de los considerados como ‘underdogs’, en este caso Guerlain Chicherit, el cual ha impuesto su Prodrive Hunter T1+ en su primera participación con el 4x4 de los de David Richards. Pocos hubieran predicho un final así, especialmente después de haber visto el buen arranque de Nasser, así como el de Yazeed Al-Rajhi, mientras que los Audi, fuera de la categoría FIA, empezaban dejando entrever su potencial con tiempos que eran significativamente más rápidos que los de las unidades T1+.

Fue en la segunda etapa, entre Tan-Tan y Laayoune, donde Sébastien Loeb y Fabien Lurquin demostraron que tenían velocidad siempre y cuando les respetara la fiabilidad. El alsaciano, que había encajado casi 20 minutos de desventaja el primer día, se lanzó a por todas en los 315 kilómetros de etapa y sacó mucho rédito de los cuatro pinchazos que encajaron durante la jornada del jueves Nasser y Mathieu Baumel, cediendo 50 minutos respecto al nueve veces Campeón del WRC al tener que esperar a Yacopini para que le cediera uno de sus neumáticos de repuesto.

La fragilidad del Hunter T1+ retrasa a Loeb:

Sin embargo, la cuarta etapa supuso de nuevo un golpe a la carrera después de que Loeb se quedara sin dirección asistida en su Hunter T1+. Cualquier opción de victoria se disipaba al tener que recorrer más de 200 kilómetros competitivos en esta situación, con un problema que el francés reconoce que no se había dado desde la Baja Aragón de 2021, aunque reconoce que Prodrive debe hacer más por reforzar el prototipo antes del Dakar, ya que, en etapas tan largas, no se pueden permitir este tipo de problemas.

La jornada no podría ser mejor para Prodrive ya que, además de la victoria final, Orly Terranova y Alex Haro también se subían al podio desde la segunda posición, mientras que Sébastien Loeb y Lurquin conseguía su segunda victoria de etapa de las seis disputadas. Nasser Al-Attiyah sería el tercero en la general, a casi media hora del ganador y por delante de Al-Rajhi y Martin Prokop, pero lo más importante para el qatarí es que afrontará el Rally de Andalucía (18-23 de octubre) con veinte puntos de margen sobre Loeb después de que Sébastien haya hecho el esfuerzo mayúsculo para llevarse, aunque fueran esos cinco puntos de la victoria de etapa.

Aun así, si miramos lo tiempos, los coches de la categoría Open, encabezados por los Audi RS Q e-tron E2 oficiales, han sido más rápidos que el ganador final de la categoría FIA, siendo concretamente el dúo formado por Carlos Sainz y Lucas Cruz el que ha empleado dos minutos menos que Chicherit-Winocq para completar el recorrido. En cuanto al resto, buen debut de Isidre Esteve con la Hilux V8 T1+, mientras que Cristina Gutiérrez a superado tras la última etapa a su compañero en el equipo Red Bull, Seth Quintero, y aguarda el resto de resultados para corroborar su posible triunfo en clase T3.

Entre las motos, Ross Branch y la Hero marcaron el paso en los primeros días, siendo los más rápidos tanto en la prólogo como en la primera etapa. Adrien Van Beveren no tardaría en mostrar sus fortalezas al manillar de la Honda para situarse entre los grandes favoritos, todo ello mientras que era Husqvarna la que defendía los intereses del Grupo KTM con un inspirado Skyler Howes que terminaría llevándose el triunfo entre los competidores de Rally1, acompañado por Luciando Benavides, también con el fabricante sueco y con las Hondas de Pablo Quintanilla y Nacho Cornejo en la tercera y la cuarta posición. Mason Klein arrasó en Rally2, mientras que el francés Alexandre Giroud se anotó la victoria en quads.

Foto | Skyler Howes (Horacio Cabilla / A.S.O)