Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

Histórico, a la contra y en diferido. Así fue el primer podio para Carlos Sainz en la Fórmula 1

Well, that escalated quickly”. Esto es seguramente lo que le pasó a más de uno por la cabeza este fin de semana después de ver que la sanción a Lewis Hamilton abría las puertas del primer podio en la Fórmula 1 para Carlos Sainz Jr. El madrileño pasaba de celebrar en Austin su centenario como piloto del Gran Circo, a saborear por primera vez el champán del podio tan solo dos semanas más tarde, convirtiéndose además en el podio número 100 para el automovilismo español, contando con los 97 de Fernando Alonso y los conseguidos por Alfonso de Portago y Pedro Martínez de la Rosa.

Tuvo seguramente un sabor distinto al que esperaba, al igual que le pasó también a Fernando Alonso en esta misma pista con aquel podio en la carrera loca de 2003, precisamente al que tampoco pudo subirse debido a su fortísimo accidente. Sainz consiguió ayer domingo en Interlagos el tercer puesto en lo que fue una jornada inolvidable, comenzando ya por su posición de salida, la vigésima, y la remontada que lo llevó a ser quinto antes de que Lewis Hamilton se llevara por delante a Alexander Albon.

Cinco segundos de penalización para el británico que no libraron de la incertidumbre al madrileño, también investigado, al igual que otros cinco pilotos, por utilizar el sistema DRS en un periodo de bandera amarilla. No estaba Toto Wolff y tal y como se preguntaban muchos, ayer Mercedes-AMG F1 no ganó sin el que puede ser su talismán austríaco. Sin embargo, para los que serán sus socios/clientes a partir de 2021 fue una jornada de celebraciones.

El tercer puesto de Sainz no solo era alegría para él, sino que además asegura de forma definitiva y matemática el cuarto puesto para McLaren en la clasificación de constructores. El primer podio de los de Woking desde Australia 2014 (cinco años, ocho meses y un día sin podios, en total 119 Grandes Premios desde aquella jornada con Jenson Button y Kevin Magnussen alcanzando dos escalones en Albert Park) era la guinda del pastel a una temporada que si bien no ha terminado sí que parece anunciar el final del túnel para los británicos. Precisamente aquella temporada 2014 también significó el último podio español en la Fórmula 1, después de que Alonso subiera al cajón en Hungría.

Por si fuera poco, la casualidad hizo que este Gran Premio de Brasil sea la segunda ocasión de la temporada después del GP de Alemania (Verstappen, Vettel y Kvyat) en que tres pilotos de la factoría Red Bull hubieran subido al podio, todos ellos curiosamente con distintos colores en sus monos ignífugos y con únicamente Max Verstappen como común denominador. Solo falta Alexander Albon por cuadrar el círculo para los de las bebidas energéticas. No pudo celebrarlo como le hubiera gustado, nos privó de esa foto para el recuerdo, pero al menos pudo saborear el adelantamiento a Checo Pérez, la defensa a Kimi Räikkönen y la gestión de los neumáticos desgastados en el vuelo de regreso a Europa. ¿Quién lo hubiera dicho? Petrobras perdió la oportunidad de dejarse ver en las fotos. En su lugar un rectángulo azul en el mono de Carlos y Lando en el día en que McLaren volvía a tener esa sensación de éxito.

https://twitter.com/McLarenF1/status/1196409706719457286

Carlos Sainz Vázquez de Castro es un piloto de Fórmula 1 que ha estado ligado durante años al programa de jóvenes promesas del equipo Red Bull. Hijo del también piloto, Carlos Sainz Senior, el español figura en ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable