CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

2 MIN

Holden meditará su futuro en el Supercars

Humberto Gutiérrez | 10 Oct 2018
holden_supercars_m_18_19
holden_supercars_m_18_19

Si bien el actual contrato entre Holden y la escudería Triple Eight Race Engineering, ahora Red Bull Holden Racing Team, culminará a finales de 2019, el fabricante filial de General Motors analizará su continuidad en el Supercars debido a varios factores. Uno de ellos es el poco éxito comercial que ha tenido el ZB Commodore, a pesar de ser el mejor coche del torneo. El otro tendría que ver con la introducción del Ford Mustang, lo que en teoría supone que General Motors compita con el Camaro a partir de 2020. En este caso, una de las alternativas que se analiza es entregar los ZB Commodore al equipo Walkinshaw Andretti United.

El descenso en las ventas del nuevo Commodore provocó cambios importantes en la administración de Holden, el más importante es la designación de Dave Buttner, ex presidente de Toyota Australia, como gerente general, y Kristian Aquilina como nuevo director ejecutivo del departamento de marketing. Esta modificación en el organigrama de la compañía seguramente traerá alguna decisión con respecto al programa Supercars, aunque en primera instancia todo indica que la marca permanecerá en la competición hasta que General Motors decida algo distinto.

Será esta nueva directiva de Holden la que se siente a conversar con los representantes de Triple Eight Race Engineering acerca de la factibilidad de seguir juntos en el programa. La planificación en estos casos se realiza a largo plazo y se analizan aspectos importantes como los patrocinadores y la audiencia involucrada tanto con la marca como con el campeonato. Holden representa un símbolo en el Supercars y el actual proyecto ha resultado exitoso, el detalle que ha puesto a pensar en la directiva es que todos esos triunfos no ha elevado las ventas, lo que a fin de cuentas es la esencia cuando una fábrica participa en un campeonato de Turismos.

En palabras de Kristian Aquilina:

Hay mucho trabajo para analizar y debemos analizar cómo será el mercado en 2020, 2021 y más allá. La carreras tienen un papel importante, no podemos alejarnos de inmediato de todo aquello que hemos construido. Antes de finalizar este año se discutirán muchas cosas con nuestros socios en el Supercars. Hay cierta emoción alrededor de la idea de traer al Camaro, pero eso todavía no es una realidad. Desde nuestra perspectiva, debemos permanecer enfocados en el Commodore porque realizamos una gran inversión.

Vía | Speedcafe