Sean Seamer, CEO del Supercars, todavía no asimila el hecho de que Holden no estará presente en el campeonato a partir del 2021, situación que debe confrontar de forma inmediata porque la pérdida del fabricante no solamente significará que ocho equipos y dieciséis coches permanecerán en un limbo hasta encontrar una solución, sino que al tratarse de Holden se perderá una de las referencias de la categoría, está allí desde 1960, y además un símbolo de Australia. Nada parecido a lo que sucedió cuando Volvo y Nissan dijeron adiós.

Continuar leyendo »

En Australia están alarmados porque General Motors ha decidido cerrar las instalaciones de Holden, incluyendo su planta de diseño e ingeniería, puesto que ello representa la pérdida de unos 500 puestos de trabajo, y además afectará al campeonato Supercars, donde actualmente mantienen sociedad con Triple Eight Race Engineering, operación que involucra al Red Bull Holden Racing Team. La drástica determinación del fabricante norteamericano obedece a un asunto de rentabilidad, adaptar coches para un mercado tan particular arrojaba pérdidas desde hace varios años.

Continuar leyendo »

En un evento realizado en las instalaciones de Triple Eight Race Engineering, los pilotos Jamie Whincup, Shane van Gisbergen, Craig Lowndes y Garth Tander develaron los dos Commodores ZB que defenderán los intereses del Red Bull Holden Racing Team en el Supercars de esta temporada. A simple vista, los cambios en el esquema de colores no ha variado mucho con respecto a la edición de 2018 y 2019, salvo por la presencia de algunas líneas en azul claro, destacando el fondo blanco, que identifica a Holden, y el azul de Red Bull.

Continuar leyendo »

Jamie Whincup, siete veces campeón del Supercars, rechaza la propuesta de reducir la potencia de los motores como una opción para abaratar costos. Para Whincup, es preferible reducir el número de carreras, factor que, además de preservar los motores, hará que de igual forma desciendan los presupuestos, ya que crear una generación de coches más lentos puede atentar contra la esencia de la categoría.

Continuar leyendo »

Desde Holden anunciaron que se han comprometido con el Supercars para correr los ZB Commodore con motor V8 hasta el final de la temporada 2021, lo que descarta la introducción del Chevrolet Camaro, al menos hasta cuando se implementen los cambios propuestos en la normativa Next Gen. Holden suministra unidades Commodore a nueve equipos, actualmente son catorce coches en pista, incluyendo los oficiales que corren para Triple Eight Race Engineering.

Continuar leyendo »

El campeonato australiano de turismos está en una encrucijada puesto que cuando sus organizadores propusieron el Gen2, participación de coches coupé con motores V6 turbo, jamás imaginaron que tanto Volvo como Nissan retirarían sus programas oficiales y Ford se presentaría a correr con el Mustang V8 en aras de sus intereses comerciales. No quedó otra opción que mantener por otro ciclo los V8 de 5 litros y 650 caballos. Aunque ahora permanezcan apenas dos equipos de fábrica en acción, el costo de mantener tales propulsores está afectando a la mayoría y además no se advierte que otros proveedores se interesen por ingresar al campeonato. De allí que se medite la introducción de motores V8 turbo, tal como se utilizan en ciertas competiciones de GT.

Continuar leyendo »

El pasado fin de semana, el Supercars se trasladó al circuito Symmons Plains Raceway para disputar las dos fechas correspondientes a la Tyrepower Tasmania SuperSprint, séptima y octava válidas del calendario. Sería la primera ocasión en la temporada que se observarían los coches tras los ajustes realizados por parte de la dirección técnica del Supercars. No obstante, el día sábado, Scott McLaughlin y Fabian Coulthard otorgaron el uno-dos a DJR Team Penske, la séptima victoria consecutiva del Ford Mustang, aunque en esta ocasión se cortó la cadena de poles ya que ese privilegio correspondió a Mark Winterbotton y el Holden Commodore de Irwin Racing.

Continuar leyendo »

Como una de las condiciones para seguir comprometidos en el Supercars, desde Holden manifestaron su posición acerca de una reducción de costos en lo que respecta al trato hacia sus clientes. Además de su estructura oficial, Triple Eight Race Engineering, la fábrica Holden tiene compromisos con otros ocho equipos en el campeonato y eso en términos de repuestos, actualizaciones, respaldo y asistencia técnica de todos los ZB Commodores; requiere de una considerable inversión y más cuando observan que el escuadrón Ford apenas cuenta con tres equipos, de los cuales dos tienen trato directo con el fabricante.

Continuar leyendo »

Ford y Holden son los únicos constructores oficiales involucrados en el Supercars y con la gran apuesta realizada al Mustang, utilizando a DJR Team Penske y a Tickford Racing como estandarte, desde Triple Eight aceleran las conversaciones para que Holden se quede. La actual sociedad entre Holden y Triple Eight culmina este año y sin el apoyo de fábrica será complicado hacer correr al ZB Commodore al nivel del Mustang.

Continuar leyendo »

Tras advertir el desempeño del Ford Mustang en las primeras pruebas para evaluar su aerodinámica, Mark Dutton, jefe del equipo Triple Eight Race Engineering, también conocido como Red Bull Holden Racing Team, opina que la organización Supercars deberá encontrar un justo equilibrio entre los coches que participarán esta temporada ya que el Holden ZB Commodore se presentó como un reemplazo del modelo VF, pero no contaban con que el Mustang tomaría el lugar del FGX Falcon, que llevó al campeonato a Scott McLaughlin.

Continuar leyendo »