Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

3 MIN

James Key espera revertir la inconsistencia de Toro Rosso en las próximas semanas

El director técnico de la escudería Toro Rosso argumentó que la inconsistencia mostrada hasta ahora se debe a ciertos problemas en la coherencia de las evoluciones, tanto del chasis como del motor Honda, debido a que en el camino han surgido distintas propuestas con respecto a los primeros conceptos. Indicó que en pretemporada, por cuestiones de tiempo, se tuvo que adaptar la última especificación de la unidad de potencia japonesa, concebida en el 2017, en un chasis un tanto experimental. No obstante tal improvisación, los resultados han sido positivos porque el rendimiento oscila en décimas con los mejores registros de la zona media. Añadió que la versión del motor Honda presentada en Montreal es diferente a la anterior y por tal razón al equipo le ha costado un poco realizar los ajustes para optimizar todo el conjunto.

Uno de los objetivos propuestos para este año era convencer a Red Bull Racing que pasarse a Honda era la mejor opción si la escudería austriaca aspiraba regresar a la cima de la Fórmula 1. El otro objetivo era posicionarse con solidez entre los mejores de la mitad de tabla, por ser equipo oficial Honda, situación que esperan lograr en la segunda mitad de la temporada, una vez corregidos los problemas de divergencia. Key opina que la ralentización en la solución de problemas también tienen que ver con el hecho de que Honda posee gigantescos recursos y a Toro Rosso le ha costado un poco gestionar la sociedad de forma equilibrada ya que no pueden crecer y organizarse a la velocidad de Honda.

Añadió Key que Honda le ha otorgado estabilidad a Toro Rosso en muchos sentidos y el compromiso del departamento técnico que encabeza requiere de una gran responsabilidad por parte de todo el personal, que según explicó no es tan numeroso, razón por la cual los ingenieros deben multiplicarse en sus tareas. De allí la serie de altibajos, situación que espera revertir durante las próximas vacaciones, cuando intentarán poner todo donde corresponde.

Esto es un gran desafío, una gran oportunidad porque tenemos una empresa muy grande confiando en el chasis de un equipo pequeño y debemos estar a la altura de las expectativas. No estamos contentos porque hay altibajos, a veces somos rápidos y luego no hay consistencia. Tenemos evoluciones al igual que Honda, hay buenas noticias en cuanto a la confiabilidad. Tenemos conversaciones honestas, ellos estaban claros que debían comenzar de cero y por tal razón reorganizaron su estructura interna. Hemos visto su capacidad de reacción y es óptima, también tienen mayor confianza en lo que hacen y para nosotros eso es muy positivo.

Vía | Nextgen Auto

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable