CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

JDC-Miller sorprendió en las 12 Horas de Sebring

Humberto Gutiérrez | 21 Mar 2021
sebastien_bourdais_sebring_cadillac_mustang_sampling_dpi_2021_21
sebastien_bourdais_sebring_cadillac_mustang_sampling_dpi_2021_21

Sébastien Bourdais sacó a relucir toda su experiencia en los 20 minutos finales de las 12 Horas de Sebring y logró cruzar la línea de meta en primer lugar con el Cadillac del Mustang Samplig Racing, superando a otros cuatro DPi por menos de 6 segundos. El piloto francés pudo contener el ataque final de Harry Tincknell quien con el Mazda RT24-P tuvo que conformarse con el lugar de escolta a 1.435 segundos del ganador. Por instantes pareció que el Cadillac número 1 de Chip Ganassi Racing alcanzaría los máximos honores, pero a falta de una hora para concluir la prueba, Scott Dixon colisionó con Connor De Phillippi en la entrada de los boxes y perdió toda opción.

Bourdais compartió el volante, y por supuesto la victoria, con los otros pilotos franceses Tristan Vautier y Loic Duval, quienes también ganaron en Sebring con un Peugeot 908 HDi FAP de ORECA hace diez años atrás. En principio, el tercer lugar entre los DPi correspondió al Cadillac número 48, para entonces tripulado por Kamui Kobayashi, pero dirección de carrera comprobó que Simon Pagenaud superó el tiempo en el coche, establecido en cuatro horas, de allí que el equipo fuera descendido hasta el último lugar en su clase. De esta forma, el Acura de Meyer Shank Racing finalizó en tercera posición, mérito de los pilotos Dane Cameron, Olivier Pla y Juan Pablo Montoya.

La última parte de la carrera se tornó emocionante debido a un reinicio provocado por un accidente de Maro Engel con el Mercedes-AMG GT3 Evo de SunEnergy1 Racing. En cuanto a los LMP2, el triunfo correspondió a ORECA de PR1/Mathiasen Motorsport con Mikkel Jensen, Ben Keating y Scott Huffaker turnándose en la cabina. A 2.587 segundos por detrás finalizó el prototipo de Era Motorsport que fue tripulado por Ryan Dalziel, Kyle Tilley y Dwight Merriman. Si bien el reinicio provocó la reagrupación de los LMP2, durante gran parte del recorrido el equipo PR1/Mathiasen Motorsport tuvo el control de la situación. El coche número 22 de United Autosports completó el podio. En lo que respecta a la clase LMP3, Colin Braun alcanzó el primer lugar para CORE autosport obteniendo una gran victoria porque el equipo logró recuperarse de una primera parte muy complicada.

En lo que respecta a los GT, Sebring fue territorio Porsche. En la clase GTLM el triunfo fue para el 911 RSR-19 número 79, de Mathieu Jaminet, Cooper MacNeil y Matt Campbell; que en principio no parecía candidato al triunfo. Pero la providencia les favoreció cuando Connor De Phillippi y Antonio García colisionaron a falta de ocho minutos para el final, dejando sin opciones de victoria a BMW y Corvette respectivamente. De Phillippi fue sancionado por provocar el incidente. Esta victoria de Porsche tiene mucho mérito considerando que el esfuerzo proviene del equipo cliente Proton Competition y lograron derrotar, aunque sea con mucha fortuna, a las estructuras de fábrica de BMW y Corvette.

En la clase GTD, el Porsche 911 GT3R número 9 de Pfaff Motorsports vio la bandera a cuadros en primer lugar, lo que representó la victoria número 100 del fabricante alemán. Laurens Vanthoor Zacharie Robichon y Lars Kern se combinaron para realizar un gran trabajo en la división más competida de la IMSA. Una adecuada estrategia en boxes les permitió defenderse de los ataques del Porsche número 16 de Wright Motorsports, de los Lexus de Vasser Sullivan, el Lamborghini Huracán GT3 de Paul Miller Racing y el Aston Martin Vantage de Heart of Racing Team.