Jean-Éric Vergne remonta para proclamarse campeón de Fórmula E

 |  @eloy_eg  | 

Ni siquiera una exclusión en la sesión de clasificación evitó que Jean-Éric Vergne alcanzara el título de la cuarta temporada de Fórmula E en la primera de las carreras que este fin de semana se disputan en Nueva York. El francés de Techeetah remontó en la primera mitad de la prueba desde el fondo de la parrilla y con ayuda de su compañero André Lotterer amarró el campeonato mientras Audi vivía momentos tensos por el duelo entre Lucas di Grassi y Daniel Abt en cabeza, dando las órdenes de equipo la victoria al brasileño.

Techeetah decidió cambiar de software en esta cita por razones de fiabilidad y ello le jugó una mala pasada, al sobrepasar tanto Vergne como Lotterer la potencia máxima en clasificación, lo cual les mandó directamente al fondo de la parrilla. En cabeza se encontró Sébastien Buemi, con una oportunidad de oro de llevarse la victoria, compartiendo primera fila con Mitch Evans. Además algunos de los cocos del campeonato fallaron, con Lucas di Grassi 11º o Sam Bird, el único que podía arrebatar a Vergne la corona, 14º.

Pero la carrera no cumplió con el guión que cualquiera podía tener en mente. Mitch Evans se quedó tirado en parrilla, lo cual hizo derrapar a Jérôme d’Ambrosio, que impactó en la primera curva con su compañero José María López. Todo ello permitió pronto a Renault e.dams colocar sus dos coches en cabeza, con Prost secundando a Buemi. Por detrás parecía que Bird remontaba rápidamente mientras Vergne se tomaba con calma las primeras vueltas. Pero Audi y Techeetah pronto sacarían el rodillo y demostrarían su ritmo.

Pese a que Alex Lynn dejó pasar a Sam Bird, cuando se acercaban las paradas en boxes Jean-Éric Vergne fue capaz de dar alcance a su rival directo por el título, mientras en cabeza Daniel Abt adelantaba a Sébastien Buemi. Pero la alegría no le duraría mucho al alemán. Tras el cambio de coche se encontró con su compañero Lucas di Grassi en su trasera y el brasileño no tardó en lanzar el ataque, cruzándose de forma agresiva llegando a la frenada de una curva. El gesto sentó mal a Abt, que se quejó airadamente por radio y trató de devolverle la maniobra desde lejos antes de que Allan McNish mandara a ambos pilotos conservar posiciones. Hay que recordar que en el ePrix de Berlín fue Di Grassi quien debió levantar el pie.

Un accidente de Alex Lynn en la parte final animó el desenlace de la prueba al provocar la salida del Safety Car, pero el pescado estaba ya vendido. Lucas di Grassi se impuso por delante de Daniel Abt y Sébastien Buemi, logrando Tom Dillmann contener a Jean-Éric Vergne, a quien le valía el quinto puesto al no pasar Sam Bird de la novena posición, tras Heidfeld, Lotterer y Engel. Cerró la zona de puntos Prost.

Foto | Michelin – Jérôme Cambier

Lee a continuación: TDS Racing y G-Drive Racing apelarán ante la FIA