Johan Kristoffersson cierra el World RX 2017 con su séptimo triunfo. Mattias Ekström subcampeón

 |  @fernischumi  | 

Visto el guion que ha seguido la temporada del Mundial de RallyCross 2017, no podía haber un final distinto para esta película en la que hemos vivido un desbordante dominio del trio formado por PSRX, el Polo GTI Supercar de Volkswagen Motorsport y Johan Kristoffersson. El sueco llegaba con todos los deberos hechos y dispuesto a no ser un mero comparsa en la lucha por el subcampeonato. País nuevo, circuito nuevo y mismo ganador, con el Campeón del Mundo de este año anotándose un impresionante registro de siete victorias.

La de Ciudad del Cabo presentaban un recorrido con zonas muy anchas, tanto en las secciones de asfalto como en las de tierra, algo que ha provocado que hubiera varias trazadas posibles y que se reprodujeran los contactos entre coches en prácticamente todas las mangas. Con el paso del fin de semana, el asfalto iba tiñéndose de un tono marrón, buena muestra de que el polvo en suspensión comenzaba a depositarse también sobre el alquitrán, partes del circuito permanente de Killarney.

Siendo la última prueba del año, era la ocasión perfecta para que muchos pilotos se reivindicaran más allá de la lucha por la segunda posición de la general entre Solberg y Ekström. Los hermanos Hansen, Andreas Bakkerud, Toomas Heikkinen o Reinis Nitiss son pilotos que no tienen claro su futuro, por lo que era el momento de mostrar su candidatura para uno de los pocos asientos oficiales que se espera que haya de cara al año que viene con las incógnitas que rodean el futuro de Audi-EKS RX y la salida de Ford Performance.

Precisamente los pilotos de la firma del ovalo eran de los más entonados desde el inicio. Ken Block realizaba una segunda manga de escándalo, con un adelantamiento espectacular al propio Bakkerud que le daría la victoria y el segundo mejor tiempo Q2. Eso, sumado al buen resultado en Q1, el estadounidense terminaba el sábado al frente de la clasificación provisional del fin de semana.

La situación cambiaría mucho de cara al domingo, con Johan Kristoffersson recuperándose de su mala actuación en la segunda manga del sábado. Timmy Hansen también entraba en la pelea, consiguiendo un Q4 un segundo triunfo en el fin de semana y completando con Mattias Ekström el triplete de pilotos suecos en la clasificación intermedia. Timo Scheider, muy regular durante el fin de semana, se metía en semifinales en cuarta posición por delante del resto de pilotos ‘oficiales’. El alemán, que abandonó el DTM a finales de la pasada temporada podría estar trabajando en un proyecto con BMW para el World RX, tal y como ha dejado entrever el propio Scheider durante las últimas semanas.

Las semifinales se planteaban muy emocionantes, con los pilotos teóricamente con mejores monturas obligados a remontar desde atrás. Entre ellos un Sébastien Loeb que pasaba a la segunda semi clasificado en décima posición. Kristoffersson aprovechaba desde el primer momento el contar con tres neumáticos nuevos en su Volkswagen, algo que le daba el empuje inicial para dominar desde la primera curva su semifinal, seguido de Ekström y Solberg. Bakkerud se despedía de Ford quedándose fuera de la final a pesar del gran ritmo mostrado durante los dos últimos días y sin poder aprovechar el contacto final protagonizado por Mattias y Petter que les pudo haber costado a ambos el abandono.

La segunda semifinal siguió con la misma tónica, con muchos toques entre los pilotos propiciados por una primera curva en la que entraban varios coches emparejados al inicio pero que se iba cerrando antes de entrar en la tierra. De allí salía líder Ken Block, el cual comandaría la carrera durante gran parte de la misma seguido por los Peugeot de los hermanos Hansen y de un Loeb que decidía alejarse de los problemas tomando la Joker Lap muy pronto. El francés, con muchos problemas, iría cediendo segundos hasta tener que detenerse, mientras que Block, con el frontal completamente destrozado también se vería cazada por Timmy Hansen, el cual lo superaría en la última vuelta. El estadounidense se clasificaba para la semifinal, pero la decisión de los oficiales era la de descalificarlo por no dar el peso mínimo.

En la final, Kristoffersson se ponía líder desde la salida y cogía una salida más que prudencial para asegurarse una nueva victoria. Ekström y Solberg se marcaban de cerca, llegando de nuevo a haber contactos poco deportivos entre ambos. Mientras que Kevin Hansen se quedaba muy pronto fuera de carrera, Timmy hacía una estrategia de paso por la Joker muy temprano, algo que le permitiría rodar mucho tiempo con aire limpio y escalar hasta la segunda plaza. Ekström era tercero, asegurándose matemáticamente el subcampeonato. Por su parte, Cyril Raymond conseguía su sexta victoria en RX2. Mark Cronje y Ashley Haigh-Smith realizaban algunas buenas carreras frente a 27.000 compatriotas, aunque ambos se quedaban fuera de las semifinales.

Clasificación final – Ciudad del Cabo (Sudáfrica):

1. Johan Kristoffersson (VolkswagenPolo GTI)

2. Timmy Hansen (PEUGEOT 208 WRX)

3. Mattias Ekström (Audi S1)

4. Petter Solberg (Volkswagen PoloGTI)

5. Timo Scheider (Ford Fiesta)

6. Kevin Hansen (PEUGEOT 208 WRX)

Clasificación final del World RX 2017 (Pilotos):

1. Johan Kristoffersson (Volkswagen Polo GTI),  316 puntos

2. Mattias Ekström(Audi S1), 256 puntos

3. Petter Solberg (Volkswagen Polo GTI),  251 puntos

4. Sébastien Loeb (PEUGEOT 208 WRX), 214 puntos

5. Timmy Hansen (PEUGEOT 208 WRX), 201 puntos

6. AndreasBakkerud (Ford Focus RS), 194 puntos

7. ToomasHeikkinen (Audi S1), 125 puntos

8. KevinHansen (PEUGEOT 208 WRX),  114 puntos

9. Ken Block (FordFocus RS), 112 puntos

10. Timo Scheider(Ford Fiesta), 109 puntos

Clasificación final del World RX 2017 (Equipos):

1. Volkswagen PSRX, 567 puntos

2. Team Peugeot Hansen, 415 puntos

3. EKS Audi, 381 puntos

4. Hoonigan Racing Division, 306 puntos

5. MJP Racing Team Austria, 221 puntos

Lee a continuación: Ocho fabricantes trabajan con la FIA en el nuevo campeonato de rallycross eléctrico