Juju Noda sigue enamorando en Japón y se estrena en Suzuka con un Fórmula 4

 |  @alexgarciagv27  | 

Las féminas han sido protagonistas en el mundo del motor estos últimos días. Si esta tarde se confirmaba la entrada de Carmen Jordá en la Comisión de las Mujeres de la FIA, poco después de saberse que Marta García no seguiría con Renault, unos días antes en Japón se dio otro interesante paso. Juju Noda, la chica que sorprendió al mundo con su rendimiento en Okayama con un coche de la Fórmula 4 japonesa a sus 11 años, vuelve a la carga. Tras meses de continuado trabajo, el pasado 30 de noviembre por fin dejó el nido y voló en un circuito distinto al que conocía hasta ahora, probando por primera vez en Suzuka.

La hija del expiloto de Fórmula 1 y las 24 horas de Le Mans Hideki Noda volvió a centrar toda la atención del día, con muchas cámaras listas para inmortalizar el momento. Para la joven Noda, la experiencia fue especialmente valiosa. Ante las cámaras habló de la importancia de poder prácticar un tipo de curva que no se encuentra en Okayama, afirmando además que le gustaría probar en otros circuitos para seguir desarrollándose como piloto. Probablemente, entre lo más especial del día estuvo el hecho de poder rodar junto a su padre, Hideki Noda, que se puso al volante de otro monoplaza de Fórmula 4 para ayudarla.

En lo deportivo, su mejor registro fue de 2:14.57, tras haber empezado el día marcando vueltas en 2:18. A diferencia de los resultados obtenidos en Okayama, en este caso el tiempo marcado la pondría en la parte baja de la parrilla de salida del campeonato japonés de Fórmula 4. Aún así, que en su primer día en un circuito desconocido y a su tierna edad sea capaz de rodar en ritmo de pilotos regulares del certamen es digno de mención, demostrando además un talento que debería ser interesante de ver crecer. En ese sentido, aún tiene años por delante para seguir preparándose para un debut oficial.

Como si de una piloto profesional se tratara, Juju Noda estuvo el pasado fin de semana en Hong Kong para la primera cita de la Fórmula E, para empaparse de lo que es un ambiente de carreras y para observar cómo trabajan los equipos profesionales fuera de Japón. Una experiencia que sin duda deberá valerle para el futuro. En el plano más inmediato, el próximo paso será el mayor para la joven promesa: subirse a un Fórmula 3 este mismo mes de diciembre, cumpliendo con el plan trazado a principios de año. El lugar elegido en este caso será el circuito de Okayama, un trazado que conoce mucho mejor y en el que podrá centrarse en entender la máquina.

Lee a continuación: Kazuki Nakajima manda en el último día de test de la Super Fórmula en Suzuka