Klaas Zwart bate el récord simbólico del Jarama con su Jaguar F1

 |  @fernischumi  | 

Era un fin de semana señalado en el calendario para los aficionados al automovilismo de la zona centro. El Espíritu de Jarama volvía a hacer las delicias de todos los locos por el motorsport, los cuales poblaron las gradas del circuito madrileño y presentando una fabulosa entrada de más de 25.000 asistentes a la exhibición de circuitos de todas las épocas realizada durante este evento anual que ya se ha convertido en una de las citas de vehículos históricos más importantes de Europa.

Compra y venta de elementos decorativos y coleccionables, carreras de correpasillos ‘retro’ para los más pequeños, duelos entre deportivos clásicos y modernos o la opción de ver en pista a la flor y la nata del automovilismo internacional de hace unas décadas. Como colofón, la oportunidad de ver al holandés, Klaas Zwart, tratar de batir el récord vuelta rápida conseguido en 2008 por Marc Gené al volante del Ferrari F2007.

A la segunda iría la vencida. Después de quedarse el sábado a sólo siete décimas del probador de la Scuderia italiana, el domingo, ya con el asfalto más caliente, Klaas exprimía el Jaguar R5 de 2004 (ex-Mark Webber) para arrebatarle el récord honorifico de la pista madrileña a Gené y dejarlo en un espectacular 1 minutos y 16,994 segundos, tres décimas menos que el anterior registro.

Sin duda, la mejor forma de celebrar el 50 aniversario de la inauguración del circuito y el estreno de su nuevo arco de Dunlop que rememora a grandes imágenes del pasado. Emilio de Villota, David Piper, Salvador Cañellas, Antonio Albacete o Miguel Prieto no quisieron faltar a una cita que se ha convertido en nuestra forma de homenajear a la competición de circuitos clásica, tal y como también hacen anualmente en Zandvoort o el siempre vistoso Goodwood Revival.

Desde los Benetton B192-Ford Cosworth, Arrows A18-Judd o Minardi M186 hasta la incorporación de motos de Gran Premio clásicas como la Yamaha YZ 634A, la Kobas-Rotax 250, la Suzuki RGV500 de Kevin Schwantz o la Suzuki XR14 500 de Barry Sheene. Todo un lujo para los sentidos al que os invitamos a acercaros el próximo año si todavía no lo conocéis… Los que ya sabíais de su existencia, seguid disfrutando de un espectáculo sin igual.

Lee a continuación: ¿Cómo se vive desde dentro el espectacular Goodwood Revival?