Kyle Busch gana en casa por segundo año consecutivo en Trucks

 | 

2019 es el segundo año en la que la ronda invernal de Las Vegas supone un desafío añadido para los pilotos de NASCAR. La incorporación de otra cita de la Gander Outdoors Truck Series da una nueva sensación nocturna de velocidad, no en vano la carrera tiene lugar el viernes bajo la oscuridad y permite a los pilotos evaluar distintas sensaciones en la primera gira del año para la categoría de pick-ups. En esta ocasión primó la tranquilidad para el mismo vencedor, Kyle Busch. El piloto local repitió victoria y empezó su fin de semana de la mejor manera, siguiendo con triunfo en la Xfinity Series y quedándose a un paso del triplete.

Harrison Burton empujó al poleman Busch hacia el liderato, mientras el sorpresivo Cory Roper perdió su preciada quinta posición de inmediato en paralelo con Austin Hill y Stewart Friesen. Brett Moffitt demostró su candidatura adelantando a Burton para situarse segundo, a la vez que su compañero Sheldon Creed trompeaba al tocarse con Ryan Reed. Friesen y Crafton sufrieron daños y se vieron obligados a remontar pronto, batallando Burton y Moffitt durante muchas vueltas por el segundo puesto hasta que el vigente campeón pasó delante. Busch, Moffitt, Hill, Burton y Ross Chastain ocuparon el primer top 5 de la noche.

Friesen, Creed, Ben Rhodes y Todd Gilliland realizaron las primeras probaturas en boxes, lugar dónde Moffitt pasó por encima de una pistola neumática y perdió 23 posiciones. Hill y Busch habían puesto cuatro gomas en su parada y se quitaron poco a poco a los rivales de dos o cero gomas, aunque Hill aflojó para no tocar el muro. Rhodes lideró brevemente antes de ser relegado por Friesen y por el autoritario Busch con neumático más fresco. Busch ganó el segundo segmento seguido de Friesen, Chastain, Gilliland y Rhodes, que se deshizo de un peleón Burton. Crafton y Moffitt regresaron al top 10, Johnny Sauter y Grant Enfinger sufrían con coches rebeldes.

Los mecánicos de Chastain auparon a su piloto al segundo puesto y al paralelo con Kyle Busch, que se lo quitó de encima en la resalida. Friesen, Chastain y los letales Crafton y Moffitt formaban el quinteto de cabeza, presionando el canadiense y el campeón de 2018 al piloto con más victorias en la historia de la categoría. Hill perdió su top 10 con un motor sobrecalentado mientras Busch volvió a escaparse en dos segundos del pelotón, liderado por un Moffitt espectacular que no cesaba en su remontada. Algunos camiones fueron pasando por el pit lane para su última parada por gasolina, abriendo la veda Friesen entre los pilotos delanteros.

Busch y Chastain fueron los últimos líderes en entrar y el piloto de Xfinity rearrancó lentamente, en un contraste de paradas. Enfinger alargó en busca de una caution que no llegó, aguantando Busch al veloz Moffitt por el liderato. Procedió a escaparse el piloto local poco después y Busch sumó su segunda victoria consecutiva a falta de tres intentos más en lo que queda de temporada. Moffitt y Crafton culminaron sus buenas actuaciones siendo segundo y tercero, Creed remontó hasta ser sexto tras su golpe inicial, Reed finalizó noveno en su debut en Trucks y los desafortunados Chastain (10º) y Enfinger (11º) acabaron entre los doblados.

Lee a continuación: Thunderdome, el olvidado sueño australiano de la NASCAR [Vídeo]