La FIA anuncia el futuro eléctrico del World RX, incluida una categoría soporte con sabor español

 |  @fernischumi  | 

Aunque al igual que el Campeonato de Europa de Rallyes no había confirmación del calendario para el World RX 2020, la disciplina presentaba una buena serie de novedades de cara a su futuro más cercano. Tras presentarse el Projekt E en Riga hace unas semanas, la FIA confirmaba que ya tenía suministrador para su propio kit de electrificación que se empleará durante cuatro temporadas, desde 2021 hasta 2024 y que será adaptable a los Supercars actuales, así como para la creación de nuevos vehículos.

Aunque el proyecto inicial del E-WRX implicaba la presencia de ORECA y de Williams para el apartado de las baterías y motores, este nuevo relanzamiento ha decidido contar finamente con los alemanes de Kreisel, los cuales se encargarán de suministrar todo el kit de electrificación para los supercars, incluyendo “una batería de 52.65kWh de última generación con un innovador sistema de enfriamiento, dos motores de 250kW para cada eje y dos inversores”.

El precio establecido será de 300.000 euros por el kit completo, a lo que se sumará unos 100.000 euros más en materia de mantenimiento durante cuatro años, lo que ha estimado la FIA que sería un total inferior a lo que supone el precio de un motor de combustión 2.0 turbo de los que se utilizan actualmente en el World RX. El primer prototipo se presentará a los equipos en marzo de 2020 y estará disponible para pedidos a partir del 17 de abril de 2020. Para esa fecha, el Projekt E se espera que ya haya echado a andar, dando un primer vistazo a la hoja de ruta diseñada por la Federación.

Cambio de estrategia. Los eléctricos entran paulatinamente:

Con todos estos datos en la mano, queda evidenciado una vez más que la FIA e IMG han decidido acometer su interés en llevar la tecnología de propulsión eléctrica por caminos separados, confiando el promotor del Mundial de RallyCross en STARD, mientras que la Federación tiene su propia propuesta. A su vez, el máximo organismo rector del automovilismo internacional ha presentado un nuevo Campeonato FIA Junior eRX, el cual se presenta como una especie de categoría inferior a los Lites que empleará vehículos eléctricos con tracción total.

Quizás lo más noticiable de todo ello sea que la empresa elegida para desarrollar este concepto es precisamente la española QEV Technologies, la cual creará para 2021 un vehículo eléctrico a medida de 4 ruedas, chasis tubular, con una batería de 32kWh que desarrolla 250kW. Hasta 20 coches competirán entre sí como el primer paso eléctrico internacional para Rallycross en seis rondas europeas a un costo de 150.000 euros o 30.000 euros por carrera.

En la actualidad, la escalera del Mundial de RallyCross está formada por el Kartcross/Autocross, la RX Academy en la que compite actualmente Pepe Arqué, para pasar posteriormente a los Lites/S1600, Euro RX Supercar y finalmente la categoría reina. Es previsible que alguna de ellas se vea eliminada con la introducción del Junior eRX.

Lee a continuación: La Fórmula E da una vuelta a su calendario de la 2019-20 y evita coincidir con el WEC

  • Chechu Quiroga

    Bien bien