La FIA explica cómo se adaptará el rendimiento entre los LMP1-H y prototipos no híbridos

 |  @fernischumi  | 

Se está aprovechando el anuncio por parte de Toyota GAZOO Racing acerca de su continuidad en el Mundial de Resistencia para seguir presentando novedades acerca del reglamento para la llamada ‘Superseason’ del WEC que se llevará a cabo entre 2018 y 2019. Una de las principales preguntas hasta el momento era cómo ACO y FIA iban asegurarse de que habrá lucha en pista entre las unidades del Toyota TS050 HYBRID LMP1 que estén presentes (en teoría dos) y el resto de prototipos que animarán las carreras a partir de la próxima temporada. Hoy se conocen las primeras claves de este sistema de equilibrio técnico, concretamente el método que utilizarán para medir el rendimiento de cada uno.

Recordemos que, en principio, se buscará igualar las prestaciones entre los distintos tipos de prototipos a través del flujo de combustible permitido para cada vuelta. Esto implicará a todas las unidades, tanto los híbridos como aquellos que no cuentan con un sistema de recuperación de energía y únicamente reciben potencia de un motor de combustión interna (con o sin turbo). Concretamente la FIA tomará los tiempos de vuelta promedio del vehículo más rápido dentro de cada una de las tecnologías, siendo obligatorio que estos al menos hayan competido en dos carreras para poder beneficiarse de estas novedades normativas.

¿Cómo se asegura la FIA de que no habrá Sandbagging en los resultados enviados por los fabricantes y distintos equipos competidores? A través de duras sanciones que partirán desde al menos cinco minutos de Stop & Go en carrera:

La referencia será el cálculo de los tiempos de vuelta promedio del automóvil más rápido de cada tecnología. El tiempo promedio de vuelta se calculará sobre el número de vueltas correspondientes al 20% de la distancia de las carreras (promedio de las mejores vueltas).

Los modelos de los coches de las tecnologías más lentas deben haber participado en al menos dos carreras y deben haber clasificado regularmente para beneficiarse de la aplicación de la regla. El primer ajuste de rendimiento puede ser aplicado en cualquier momento por el Comité de Resistencia.

Este método de cálculo será aplicable hasta las 24 Horas de Le Mans 2018 inclusive, y se tendrán en cuenta los datos enviados por los fabricantes y competidores a la FIA. Cualquier intento de proporcionar datos “erróneos” o cualquier actuación “inesperada” puede castigarse con una penalización mínima de 5 minutos de Stop and Go.

Vía | AUTOhebdo

Lee a continuación: La FIA visitará Assen para evaluar un posible Gran Premio de F1 allí

  • Slim Charles

    BOP de manual. No me cuadra: uno, incluso con penalizaciones, un equipo podría salirse con la suya si lo hace bien. En las 24h de spa del año pasado los mercedes iban haciendo el pino y les metieron ¿8 minutos? y llegaron a tener 3 coches entre los 10 primeros y uno de ellos quedó segundo.

    Y dos, si se necesitan 2 carreras… Significa esto que hasta después de Le Mans no empieza a funcionar el BOP? Entonces de qué le vale a toyota en su intención de que la victoria sea más o menos igualada?

  • M.A.

    Es un capitulo más del manual “Hagamos la competición sencilla y facilmente entendible”, de Ediciones FIA.
    Prólogo de Anthony Littlewolf.