MENÚ
Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

La FIA trabaja para asegurarse en el WRC una veintena de coches de fábrica para 2023

rally-suecia-2019-wrc-loeb-hyundai

La Federación Internacional sigue trabajando en crear una reglamentación atractiva para el futuro del Mundial de Rallyes. La pérdida de Citroën Racing era un gran varapalo para el campeonato. El propio Yves Matton en declaraciones a la prensa francesa apuntaba que se podría esperar un año sabático en 2021 para preparar el coche de cara al nuevo reglamento de 2022, pero que fue sin duda una sorpresa perder a una marca que ha estado en el campeonato de forma continuada desde 2013, antes incluso si tenemos en cuenta a los Kit Cars. Más aún cuando ha tomado parte de las conversaciones sobre la nueva normativa.

De esta forma, el Mundial de Rallyes se queda con solo tres fabricantes, dos de ellos con tres coches asegurados (Hyundai y Toyota) y otro, M-Sport Ford WRT, a la espera de saber si podrá cerrar la presencia de una tercera unidad en todas las citas o si repetirá la estrategia de 2019. Ocho coches, un WRC2 que parece que ganará solvencia con la decisión de eliminar la sección Pro y la amenaza futura de que lo que parecía que era una llegada clara de la tecnología híbrida, ahora no lo es tanto.

Es lamentable perder un constructor de este valor. Citroën ha estado involucrado en el mundo desde 2003 durante su primer año completo. Sin embargo, es bastante natural que algunos fabricantes lleguen y otros se retiren. Se trata del cambio de política de estas empresas. Actualmente estamos en conversaciones con otras marcas que podrían regresar y tener un historial en la disciplina. Yo diría que este es un ciclo normal en un campeonato.

Además de en las futuras reglamentaciones y en preparar un programa de selección de talentos también para los rallyes, la FIA quiere interrelacionar los programas en las distintas categorías del WRC2 para así fomentar una mayor presencia de coches de fábrica. En la actualidad, M-Sport tiene en competición vehículos R2 y R5, Hyundai ya prepara la evolución y nuevo modelo del i20 R5 que llegarían en 2020 y 2021 (además de estar interesada en el pasado en la normativa R2) y Toyota se encuentra desarrollando su propio carreras-cliente de tracción total. En gran parte explicaría el reciente esfuerzo de Ford con el equipo de Cumbria para apoyar el JWRC.

Tenemos el objetivo para 2023 de tener 20 coches respaldados por el fabricante que compitan regularmente en el campeonato mundial. No digo 20 World Rally Cars, sabemos que es imposible: el máximo que alguna vez alcanzamos fue 16 o 17. Pero trabajando con las categorías WRC 2 y WRC 3 para el próximo año, es cuando comenzamos a ver más coches compatibles con los fabricantes y veremos más interés - Yves Matton 

Con la desaparición del WRC2 Pro, queda un hueco en ese proyecto de la FIA para ayudar a que los fabricantes sigan apostando por traer nuevos jóvenes al Campeonato del Mundo de Rallyes que entren directamente a la órbita de los equipos oficiales. Hay que recordar que, en la pasada década, hombres como Sébastien Ogier, Sébastien Loeb, Dani Sordo y Kris Meeke se formaron en el equipo Citroën dentro del JWRC, una estrategia que con el tiempo se ha ido difuminando. Objetivo 2023, veremos si sobrevive al pasarse al papel.

Vía | AUTOHebdo (versión impresa)