CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

La Fórmula 1 "entra de oficio" y decide dejar sin Pole a Max Verstappen por no levantar

max-verstappen-mexico-2019-f1

Iba a ser protagonista de nuestra “imagen de la jornada” de una forma o de otra, pero finalmente Max Verstappen ha entrado por la puerta grande. Después de obligar a los aficionados europeos a esperar hasta la medianoche para conocer quién era el Poleman del Gran Premio de México 2019, los comisarios han confirmado que han decidido penalizar al piloto de Red Bull Racing por no haber levantado el pie en la zona en la ondeaba una bandera amarilla por el accidente previo de Valtteri Bottas.

El holandés había pasado por delante del comisario que ondeaba la bandera, sin embargo, los testigos luminosos del volante y las banderas digitales no se habían iluminado porque en el accidente los sensores en el monoplaza de Valtteri Bottas habían resultado dañados, no pudiendo lanzar la señal de alarma. El holandés conseguía en teoría la segunda pole position en su carrera deportiva, mientras que el resto se encontraban con el Mercedes F1 W10 EQ Power+ contra las barreras, teniendo que abortar sus respectivos últimos intentos de vuelta de clasificación.

Después de no tomar una decisión inicial por considerar que Verstappen había levantado en los metros finales, los comisarios designados para este Gran Premio (Gerd Ennser, Silvia Bellot, Danny Sullivan y Freddy Van Beuren) decidían entrar de oficio tras escuchar las declaraciones en las que Max reconocía de forma chulesca que no había levantado el pie derecho del acelerador. Los deportivos no tendrían ningún tipo de reparo y tres horas y media después salía la resolución: tres puestos de penalización que lo hacen salir mañana desde la cuarta posición de parrilla y dos puntos de sanción en su superlicencia. Quedaba arruinada su magnifica vuelta, la única capaz de bajar a 1:14.

Las razones eran más que evidentes. Verstappen no había levantado en una situación de peligro y con la bandera amarilla siendo agitada por los comisarios, algo que sí había hecho Sebastian Vettel que curiosamente rodaba justo por delante del monoplaza de su antigua escudería. Max reconocía haber visto el coche de Bottas contra el muro y ser consciente de esa presencia peligrosa, sin embargo admitía que no se había percatado de la bandera amarilla. No levantó y de esta forma serán los dos Ferrari de Charles Leclerc y Sebastian Vettel los que partan mañana desde primera fila, seguidos en este caso por Lewis Hamilton y por el propio Verstappen.

"Los comisarios han revisado evidencias de video, audio y telemetría que claramente muestra que el piloto intentó establecer un tiempo de vuelta significativo y no logró reducir su velocidad en el sector de clasificación relevante. El piloto del monoplaza 33 admitió que sabía que el 77 de Valtteri Bottas se estrelló y vi el coche en el lado izquierdo de la pista, pero que no estaba al tanto de las señales bandera amarilla. También admitió no reducir su velocidad en el sector amarillo. Los comisarios notaron en las imágenes a bordo del coche 33, que la bandera amarilla era claramente visible y se mostró con suficiente aviso. El coche anterior (Vettel) redujo la velocidad significativamente según el reglamento".

"Teniendo en cuenta toda la evidencia disponible y la declaración del piloto es sancionado con tres posiciones y dos puntos del carnet".

https://twitter.com/F1/status/1188194337127092224